Ciudadanos le ha recordado a su exconcejala Cristina Sánchez, que abandonó el partido la semana pasada, sus críticas al transfuguismo y ha insistido en que debe entregar su acta "de manera inmediata" en virtud del compromiso suscrito con la formación liberal a través de la Carta Ética del partido. El portavoz del Grupo Municipal de Molina de Segura, Joaquín Ignacio Martínez, ha señalado que hace pocos meses ella misma "defendió con ahínco" la moción presentada por la formación liberal para luchar contra el transfuguismo, así como las críticas que profirió a un ex compañero que actuó de forma similar.

"Su decisión es una traición al partido que le dio la oportunidad de lograr ese acta y una incoherencia absoluta, pues ella misma defendió a ultranza una moción contra el transfuguismo hace pocos meses en el salón de plenos de este Ayuntamiento", ha señalado Joaquín Ignacio Martínez. "Lo que debe hacer si tiene un mínimo de ética, tal y como se comprometió firmando la Carta Ética del partido, es dejar su acta".

Además, ha subrayado que la ex edil criticó dura y rotundamente la misma decisión que adoptó su ex compañero, Antonio Francisco Muñoz, hoy concejal no adscrito, cuando abandonó el partido sin dejar su acta de concejal en esta legislatura.

Martínez añade que "lamentablemente, nos temíamos que esto pudiera ocurrir por la desidia mostrada en su desempeño como concejala en los últimos meses. No asistía a prácticamente a ningún acto público, faltaba con frecuencia a las Comisiones en las que era titular, y no colaboraba en el trabajo del Grupo Municipal".

La dejación de funciones de Sánchez era notoria en toda la Corporación, resaltan desde Ciudadanos, que apuntan a que su actitud "ha puesto en entredicho su vocación de servicio público, incumpliendo de este modo su compromiso con el partido que le dio la oportunidad pero, en especial, con los vecinos de Molina de Segura, a los que se debe". 

Asimismo, con su decisión la ex concejala también ha mostrado una falta de respeto total por el esfuerzo realizado por decenas de compañeros de la agrupación de Ciudadanos de Molina de Segura, que durante mucho tiempo han trabajado para lograr esa representación en el Ayuntamiento. 

Cristina Sánchez decidió abandonar las filas naranjas por discrepancias con su compañero en el Consistorio, Joaquín Ignacio Martínez, que decidió en un pleno ordinario del pasado mes marzo quitarle la liberación y asumirla él al completo. "El acoso moral al que he estado sometida por mi compañero y la inoperancia de la ejecutiva regional y nacional del partido han forzado mi salida del mismo", expuso la propia afectada.