Una fuerte tromba de agua ha sorprendido este martes a unas 400 personas que desde las ocho de la tarde asistían a la Gala del Mayor, que se estaba celebrando en el aparcamiento del antiguo convento de La Merced. El espectáculo estaba bien avanzado cuando ha comenzado a llover torrencialmente (se calcula que han caído 30, 6 litros en una hora). Los mayores han abandonado el recinto lo más rápido posible acompañados por efectivos de la Policía Local, Servicio Municipal de Emergencias y Cruz Roja. “Estamos resguardados en un soportal de una casa, pero estamos viendo cómo pasan a la carrera personas en sillas de ruedas que empujan sus cuidadoras”, ha relatado María del Carmen Ramírez, que ha señalado que cuando comenzó a llover decidió irse hasta el recinto para recoger a su madre y su tía.

 En el recinto ferial del Huerto de la Rueda la situación era prácticamente idéntica. Cientos de padres acompañaban a sus hijos en la jornada de precio reducido para subirse en las atracciones. Cuando ha comenzado a llover de forma intensa y como medida de precaución se han apagado las luces de las atracciones que han sido desalojadas. La carpa de conciertos, al fondo del recinto y en la que esta noche iba a actuar Debaho Band + Pedrá, Tributo a Extremoduro, se ha abierto de par en para acoger a las cientos de personas que a esa hora llenaban el recinto ferial.

Desalojo de chiringuitos en Lorca Pilar Wals

Una fuerte tromba de agua ha sorprendido este martes a unas cuatrocientas personas que desde las ocho de la tarde asistían a la Gala del Mayor, que se estaba celebrando en el aparcamiento del antiguo convento de La Merced. El espectáculo estaba bien avanzado cuando ha comenzado a llover torrencialmente. Los mayores han abandonado el recinto lo más rápido posible acompañados por efectivos de la Policía Local, Nacional, Servicio Municipal de Emergencias y Cruz Roja. “Estamos resguardados en un soportal de una casa, pero estamos viendo cómo pasan a la carrera personas en sillas de ruedas que empujan sus cuidadoras”, ha relatado María del Carmen Ramírez, que ha señalado que cuando comenzó a llover decidió irse hasta el recinto para recoger a su madre y su tía.

La lluvia en Lorca, desde una casa de La Corredera Pilar Wals

  En el recinto ferial del Huerto de la Rueda la situación era prácticamente idéntica. Cientos de padres acompañaban a sus hijos en la jornada de precio reducido para subirse en las atracciones. Cuando ha comenzado a llover de forma intensa y como medida de precaución se han apagado las luces de las atracciones que han sido desalojadas. La carpa de conciertos, al fondo del recinto y en la que esta noche iba a actuar Debaho Band + Pedrá, Tributo a Extremoduro, se ha abierto de par en para acoger a las cientos de personas que a esa hora llenaban el recinto ferial.

Los que cenaban en las terrazas de los chiringuitos las han abandonado a la carrera y se ha resguardado en el interior. Con cepillos y fregonas camareros y cocineros intentaban sacar el agua que se ha acumulado en muchos de ellos. “Estábamos cenando tranquilamente cuando nos ha sorprendido la lluvia. Nos hemos metido en el interior. Mi hijo que estaba con unos amigos montándose en las atracciones ha sido conducido hasta la carpa de conciertos y allí está en estos momentos”, ha relatado Francisco Perán.

La fuerte tromba de agua ha estado acompañada por viento intenso y aparato eléctrico. Ha durado poco más de quince minutos, para continuar lloviendo de forma más pausada. Se han producido cortes intermitentes en el fluido eléctrico. La concejal de Emergencias ha señalado en declaraciones a LA OPINIÓN que “ha sido un caso similar al ocurrido hace unos días en Águilas. La alerta estaba prevista entre las doce de la noche y las seis de la mañana del miércoles, pero a las nueve de la noche la han activado para ese mismo momento”.

La edil ha asegurado que “acabamos de terminar de evacuar a todos los mayores. No nos hemos ido hasta que la última persona ha abandonado el recinto y está a resguardo”. En las tareas, ha admitido, han participado todos los trabajadores de la Concejalía del Mayor, el alcalde, Diego José Mateos; la edil de Servicios Sociales, María Dolores Chumilla; y ella misma.

 Casalduero ha anunciado que “quedan suspendidos todos los conciertos y actuaciones previstas para esta noche”, mientras se dirige al Huerto de la Rueda para supervisar las tareas de vuelta a casa de los cientos de lorquinos que allí aún permanecen. “Y luego nos iremos al centro de Emergencias para conocer cuál como está la situación en todo el municipio”.

Lluvias en el Óvalo, Lorca. L.O.