Un vehículo acabó empotrado en una vivienda privada en el Camino de Cartagena, en la carretera que une Tercia con Lorca, en un accidente en el que conducía un joven de 19 años, quien, según fuentes de la Guardia Civil, dio positivo en alcoholemia. Aunque consiguió salir ileso, el conductor tuvo que salir del vehículo por el maletero y al lugar de los hechos se desplazaron agentes de la Policía Local de Lorca, la Guarcia Civil de Tráfico, una ambulancia del 061 y dos vehículos de bomberos.

Según los testigos de la zona, que salieron alarmados de sus casas al oír el impacto, el suceso se produjo después de que el conductor saliera de una cerrada curva de la carretera Camino de Cartagena, a la altura del Puente Perejilero. Según aseguran, el conductor se salió de la carretera e impactó en una valla y canal de riego y cruzó violentamente a la izquierda, empotrándose en una valla de una propiedad privada.

Los vecinos aseguran que esta no es la primera vez que se produce un accidente de este tipo y piden a las administraciones que mejoren la señalización de la zona para que se reduzca la velocidad, ya que, aunque actualmente está delimitada a 20 kilómetros por hora, los conductores pasan a mayor velocidad. "Es una zona vecinal concurrida por donde circulan todo tipo de vehículos particulares, pesados, industriales, escolares, de limpieza municipal, así como los más vulnerables como peatones, ciclistas, motoristas, patinadores", enumeran los testigos de este último accidente.