Un hombre de 84 años de la residencia Caser de Lorca ha sido ingresado con coronavirus con pronóstico grave. El octogenario, vacunado contra la covid-19, sufría numerosas patologías previas y se encontraba ya con respiración asistida.

Fuentes de la Consejería de Política Social aseguran que la gran mayoría de los contagiados con esta enfermedad en esta quinta ola en las residencias de la Región de Murcia son asintomáticos o tienen "síntomas muy leves".

A día de hoy el brote de Lorca ha afectado a 24 personas, 18 de ellas son residentes y trabajadores de Caser, mientras que los seis restantes son contactos del personal sociosanitario del centro. Los afectados se encuentran distribuidos entre la planta 0 y 1, de manera que no tengan que estar confiandos en sus habitaciones y puedan seguir participando en actividades.

La propia consejera, Isabel Franco, trasladó la semana pasada un "mensaje de tranquilidad" a los familiares de los residentes. "La vacunación está funcionando", afirmó, mostrándose "moderadamente optimista” en cuanto a los efectos que los contagios: "No es una situación alarmante".