Medio Ambiente

Denuncian el abandono de cultivos de lechuga en un paraje de Yecla

La plataforma Salvemos el Arabí y Comarca reclama a la CHS que frenen los regadíos intensivos en el Altiplano y sur de Albacete

Lechugas abandonadas en el paraje de Boalage, en Yecla.

Lechugas abandonadas en el paraje de Boalage, en Yecla. / Salvemos el Arabí y Comarca

L.O.

Otra producción agrícola pudriéndose en el Altiplano. La plataforma Salvemos el Arabí y Comarca ha denunciado el abandono masivo de cultivos de lechuga en el paraje del Boalage, en Yecla, provocando el "despilfarro" de agua, "gastando millones y millones de litros de agua del acuífero Jumilla-Villena, sobreexplotado a más del 500%, es decir, que se extrae cinco veces más agua de la que se recarga".

"Desde hace cuatro años, estamos denunciando y documentando la gravísima situación de sobreexplotación de los acuíferos de nuestro territorio, viendo además cómo las grandes empresas de regadío industrial e intensivo de la Región de Murcia se han ido instalando en nuestras comarcas sin ningún tipo de restricción ni limitación en sus consumos de agua, multiplicando en muchos casos entre seis y ocho veces el consumo de agua de los cultivos tradicionales". La plataforma ya ha denunciado el abandono otros años de producciones de brócoli, calabacín o lechuga, así como melones y sandías. “En los últimos 30 años, no se ha hecho en la práctica absolutamente nada para regular la actividad agrícola en el Altiplano o poner en orden las extracciones, a pesar de los mecanismos contemplados en la Ley de Aguas y la entrada en vigor de la Directiva Marco europea, por lo que la sobreexplotación no sólo no se ha reducido, sino que ha aumentado al menos 27,42 hm3/año desde 1990 a 2018”.

La plataforma ha dirigido un escrito esta semana a la Confederación Hidrográfica del Segura para reclamar el freno a los regadíos intensivos en el Altiplano y sur de Albacete de monocultivos hortícolas, frutales de hueso y uva de mesa que "se han instalado en los últimos cinco a diez años por parte de grandes empresas que utilizan estos recursos hídricos para una producción especulativa y de contingencia".