Ciudadanos ya es historia en el Ayuntamiento de Alcantarilla. Los únicos dos ediles de la formación naranja en el municipio, Alejandro Díaz García-Longoria y Diego Rosique Pérez, se han dado de baja y pasarán a ser concejales no adscritos, desapareciendo así el grupo municipal de los liberales.

Pero la fuga no queda ahí. El pasado martes tuvo lugar una reunión de la agrupación de Cs en Alcantarilla en donde Díaz García-Longoria expuso a los afiliados sus conclusiones de la última convención nacional del partido. El encuentro finalizó con diecinueve de los veinte militantes votando para darse de baja de Ciudadanos, entre ellos los dos ediles de la Corporación del municipio.

El único miembro de la agrupación de Alcantarilla que sigue en el partido es el concejal en el Ayuntamiento de Murcia Juan Fernando Hernández Piernas

El único miembro de la agrupación, ya extinta, que queda dentro del partido es Juan Fernando Hernández Piernas, actual concejal de Programas Europeos, Iniciativas Municipales y Vía Pública en el Ayuntamiento de Murcia.

En Ciudadanos ya daban por perdida la agrupación de Alcantarilla tras la moción de censura contra el presidente del Gobierno regional, Fernando López Miras, el pasado mes de marzo, ya que de allí procede la vicepresidenta del Ejecutivo murciano, Isabel Franco, y el portavoz del Grupo Parlamentario Ciudadanos, Francisco Álvarez, quienes votaron en contra de dicha moción, impidiendo así que Ana Martínez Vidal, entonces líder de los liberales, se convirtiera en presidenta de la Región. Incluso, los fieles al partido de Inés Arrimadas se referían a estos dos como "el clan de Alcantarilla".

Muchos militantes no están abonando las cuotas, por lo que serán dados de baja después de seis meses sin pagar

Tras la formación del nuevo Gobierno del PP con los tránsfugas, el portavoz del Grupo Municipal de Cs en Alcantarilla, José Manuel López Martínez (también miembro del "clan"), dejó el Ayuntamiento y fue nombrado director general de Juventud. Fue de los primeros en abandonar el barco naranja en la primera fuga del partido, momento en el que varios directores generales de Cs optaron por seguir en el cargo y a las órdenes de los consejeros liberales expulsados, entre los que se encuentran, además de Franco, Valle Míguélez Santiago en Empresa, Empleo, Universidades y Portavocía, y Antonio Sánchez Lorente en Transparencia, Participación Administración Pública.

Fuentes cercanas a Ciudadanos en la Región de Murcia indican a LA OPINIÓN que más salidas están por llegar, ya que en otras agrupaciones de la formación muchos militantes no están pagando las cuotas. Es una manera de abandonar el partido sin dar un golpe sobre la mesa, como ha ocurrido en Alcantarilla, ya que Cs tramita la baja de los afiliados después de seis meses sin abonar la cuota.