Inclusión

La Oficina de Registro de Lorca se abre a las personas con discapacidad auditiva

Un sistema de audiofrecuencia les permitirá realizar sus trámites administrativos

Antonio Sánchez, Pedro Martínez, Diego José Mateos e Isabel Franco. PILAR WALS

Antonio Sánchez, Pedro Martínez, Diego José Mateos e Isabel Franco. PILAR WALS

Dos mil euros han permitido que las personas con discapacidad auditiva puedan realizar con sencillez sus trámites administrativos en la Oficina de Registro de Lorca. Con esa cantidad se ha financiado un sistema de audiofrecuencia por bucle magnético en la Oficina de Registro de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia que transformará la señal de audio en un campo magnético que captan los audífonos.

La puesta en marcha del nuevo servicio ha sido seguido por la vicepresidenta de la Comunidad Autónoma de la Región de Murcia y consejera de Política Social, Isabel Franco; el consejero de Transparencia, Antonio Sánchez; y el alcalde, Diego José Mateos Molina. Este último ha señalado que “se trata de una iniciativa importante, no por la cuantía, sino por lo que significa y lo que simboliza, ya que damos un paso más en la inclusión de personas con discapacidad auditiva, consiguiendo independencia a la hora de gestionar y realizar sus trámites administrativos”.

El sistema de audiofrecuencia por bucle magnético ha sido probado en directo por una persona con discapacidad auditiva que ha mostrado su sorpresa por las ventajas que el sistema ofrece a las personas que como él se encuentran cada día con este tipo de barreras. El bucle magnético lleva hasta estos usuarios un sonido limpio, nítido, perfectamente inteligible y con un volumen adecuado. “Tiene un montaje rápido y sencillo, simplemente es necesario conectarlo a la red y colocarlo en la mesa o mostrador. Además, tampoco requiere ningún tipo de ajuste por parte de sus usuarios”, ha dicho el alcalde.

Y se ha referido a la importancia de la iniciativa por lo que simboliza. “Todos tendemos a pensar cuando hablamos de discapacidad de barreras arquitectónicas, de escalones, rampas o ascensores, pero hay ciudadanos que tienen otras capacidades y otras necesidades. Y, en este caso, damos un paso más en la inclusión de personas con discapacidad auditiva, consiguiendo independencia a la hora de gestionar y realizar sus trámites administrativos puesto que pueden relacionarse directamente con los trabajadores de la administración, en este caso con la administración regional”.

En Lorca únicamente en la Agencia Tributaria se contaba con este tipo de sistema que podría aplicarse en poco tiempo en la Administración Local. “Tomamos nota, porque sin duda vamos a aprender y a estar pendientes de cómo evoluciona esta iniciativa para implantarla también paulatinamente en las oficinas de atención al público del Ayuntamiento”, ha señalado Mateos.