Limpieza

Aguas de Lorca realiza controles preventivos de legionela en sus redes de distribución

Este muestreo permite inspeccionar la ausencia total de esta bacteria estacional en el agua potable

Operario realizando labores de limpieza.

Operario realizando labores de limpieza. / Ayto. Lorca

L.O.

Aguas de Lorca realiza mensualmente 33 muestreos de legionela en las redes de distribución. Durante los meses de mayo a octubre se practicarán un total de 198 análisis a las aguas de la red de abastecimiento. Esta campaña podría ampliarse a meses posteriores si la tempera del agua superase los 20ºC. Las muestras se tomarán a 64 diferentes puntos de muestreo entre la red y depósitos. De esta forma Aguas de Lorca atiende a lo regulado en el Real Decreto 865/2003, de 4 de julio, por el que se establecen los criterios higiénico-sanitarios para la prevención y control de la legionelosis.

Se trata de un muestreo minucioso y exigente que permite a Aguas de Lorca controlar la ausencia total de esta bacteria estacional en el agua de consumo. Una vigilancia que la empresa mixta lorquina aplica como medida preventiva en los abastecimientos que gestiona, y lo hace de acuerdo con la Autoridad Sanitaria en la Región de Murcia que incluye estándares que van más allá de las exigencias legales.

La legionela es un género de bacterias ambientales que forman parte de la microflora natural de aguas dulces y que también están presentes en sedimentos, restos de materia orgánica natural, etc. La especie responsable de la práctica totalidad de Legionelosis es la Legionella Pneumophila. Esta bacteria se reproduce fácilmente en instalaciones de agua caliente, especialmente en torres de refrigeración sin el mantenimiento adecuado, en las que puede encontrar las condiciones idóneas para hacerlo: agua a temperatura elevada, ausencia de desinfectante y presencia de nutrientes.

La legionela presenta, normalmente, una vía de entrada respiratoria en nuestro organismo y no presenta vía de contagio por ingesta de agua. La vía de contagio de Legionelosis suele ser a través de aerosoles (pequeñas gotas de agua) que contienen este microorganismo en grandes concentraciones y que pueden penetrar por las vías respiratorias, llegando a los pulmones.

Debido a esto, las instalaciones más problemáticas son aquellas que trabajan con agua caliente y que además pueden difundir aerosoles, siendo las potencialmente más críticas las torres de refrigeración e instalaciones como los jacuzzis.

La bacteria de la legionela es un microorganismo sensible a la desinfección, los tratamientos de potabilización y desinfección del agua de consumo que se llevan a cabo en los abastecimientos garantizan que el agua suministrada a los usuarios está desinfectada y que contiene una concentración de desinfectante residual conforme a la legislación, que la hace inocua desde el punto de vista microbiológico.