Fuentes de la Concejalía de Festejos del Ayuntamiento de Cieza han querido trasladar un mensaje de prudencia y tranquilidad ante la próxima celebración de la Feria y Fiestas en honor a San Bartolomé, que tradicionalmente se celebra en Cieza del 23 al 31 de agosto.

La celebración de la Feria, según indican, lleva una gran cantidad de preparativos, por lo que se hace necesaria su organización con mucha antelación, y es por eso por lo que, desde el equipo de gobierno, y teniendo en cuenta la situación de la pandemia a principios de junio, “se valoró el trabajar en su preparación”. Ahora bien, la celebración de la misma “estará supeditada en todo momento a la situación de la pandemia en el municipio”.

“No será una feria al uso, tal y como estamos acostumbrados, y se eliminarán todas las actividades multitudinarias, pero sí se pretende dinamizar el ambiente lúdico y cultural de nuestro municipio y crear puntos de encuentro, todos al aire libre, perfectamente acotados y vigilados en los que, siempre que la situación lo permita, poder disfrutar de una semana tan importante para los ciezanos”, indican.

Todos los contratos que se están efectuando para la misma llevan una clausula específica en la que se recoge la posibilidad de suspensión en caso de que la evolución de la pandemia así lo exija.

En palabras de la concejala responsable, Mª Jesús López: “Se ha trabajado en una programación de feria porque la situación era buena y se pretende dinamizar el sector del comercio, la hostelería y la cultura, así como ofrecer espacios de ocio y expansión a los ciezanos y ciezanas que permitan olvidar un poco lo que estamos sufriendo, pero nuestra prioridad es la salud de los vecinos y, ante la subida de la curva de contagios o subida de incidencia acumulada, no dudaremos en no seguir adelante con la celebración de la feria y procederíamos a suspenderla definitivamente, por lo que pido prudencia a todos, especialmente a los más jóvenes, que es donde se están produciendo los contagios y que, afortunadamente, se van a empezar a vacunar el próximo viernes 23 de julio. La responsabilidad sigue siendo de todos y es importante no bajar la guardia”.