El sorteo del orden de elección de las 51 viviendas municipales del barrio de San Fernando se llevará a cabo el próximo 6 de septiembre. Así lo ha anunciado la portavoz del equipo de Gobierno, Isabel Casalduero, tras la celebración de la segunda sesión de la Comisión Local, órgano encargado del estudio del cumplimiento de los requisitos de las solicitudes presentadas en el procedimiento de adjudicación de las viviendas de propiedad municipal situadas en el complejo inmobiliario ‘Nuevo San Fernando’.

En las últimas semanas y siguiendo las prescripciones establecidas en el pliego que regula las condiciones del procedimiento de adjudicación, “se han realizado diversas actuaciones que han sido objeto de la sesión de la Comisión de esta mañana, tales como la aceptación de los desistimientos formulados por distintos interesados en el procedimiento de adjudicación. También las actuaciones referidas a los requerimientos de elección de una de las dos viviendas calificadas como adaptadas y de una de las viviendas incluida en cupo especial y la propuesta de resolución de los recursos de reposición formulados contra los acuerdos adoptados de aprobación de la relación de solicitantes admitidos y excluidos en el sorteo”, ha explicado la edil.

La Comisión también ha deliberado acerca de la determinación de la fecha para la celebración del acto público del sorteo, que se realizará el próximo día 6 de septiembre, en el Centro Cultural de la Ciudad. El sorteo se realizará ante fedatario público y determinará el orden en la elección de vivienda de todos los solicitantes que figuran como admitidos y que marcará el inicio de la recta final de este procedimiento de adjudicación.

Una vez se realice el sorteo, será el llamamiento para la selección de vivienda sobre plano y según el orden resultante. “Debiéndose entonces aceptar o renunciar a la vivienda propuesta y, en su caso, hacer efectivo el importe de la aportación inicial fijada, correspondiente al 8 por ciento del precio de la venta y quedando el resto pendiente de pago a la formalización de la correspondiente escritura de compraventa”, ha detallado Casalduero.

 

Prioridad en el proceso

El proceso de adjudicación de las viviendas municipales fue objeto a mediados del pasado mes de una protesta vecinal en el barrio de San Fernando. Una treintena de residentes pidieron prioridad para los hijos de propietarios del barrio. Entonces, afirmaron que a ese pacto llegaron con el anterior equipo de Gobierno. Incluso amenazaron con no firmar los documentos finales de las obras. La portavoz del equipo de Gobierno dijo que el Ayuntamiento “ha cumplido con todos los requisitos, baremación y principios legales, según las formas de acceso y régimen de uso establecidos, preferentemente, a los damnificados por el terremoto y, si existía algún compromiso anterior, que no consta por escrito, y completamente ajeno a este equipo de Gobierno, se deberían pedir las oportunas explicaciones a quienes adquirieron esos compromisos”.

El pliego, añadió la edil entonces, cuenta con el “consenso” de todos los grupos políticos municipales, ya que fue estudiado y negociado con todos ellos, así como con la Asociación de Vecinos del Barrio de San Fernando, sin que “nadie hiciera ninguna sugerencia o alegación en el plazo abierto a tal efecto al respecto de lo que ahora se está solicitando”.