La implantación de una gran superficie de una cadena de distribución de alimentación internacional en la ciudad es prácticamente una realidad. Así lo ha confirmado a preguntas de LA OPINIÓN este martes el alcalde, Diego José Mateos Molina, quien se ha mostrado sorprendido porque las negociaciones, que se vienen llevando a cabo desde hace meses, «se han desarrollado de forma muy discreta», como él mismo ha reconocido.

Se trata de una cadena de supermercados con más de 11.200 establecimientos en una treintena de países y que cuenta ya en el municipio con un supermercado. El lugar elegido para su implantación es el solar de la antigua subestación de San Antonio que fue desmantelada hace años.

Las especiales características del lugar fueron tenidas en cuenta por el grupo internacional para elegir precisamente esa parcela. «Lorca es un lugar estratégico en estos momentos. La comunicación es excepcional con la comarca de los Vélez y de la Almanzora a través de la A-7. La construcción del paso subterráneo de San Antonio mejorará todavía más las comunicaciones suprimiendo las retenciones que se producían. Y a través de la RM-11 hay conexión directa con Águilas y Pulpí», ha explicado Mateos.

La apertura de esta gran superficie supondrá un revulsivo para la ciudad. «No cabe duda. Nos ayudará a recuperar la capitalidad comarcal, como también lo hará una serie de proyectos en los que trabajamos para recobrar la importancia que tuvimos como ciudad de compras», ha añadido el alcalde. Se trabaja en el avance del proyecto cuyo estudio de detalle podría aprobarse el próximo septiembre. También deberá contar con un informe de la Confederación Hidrográfica del Segura. No hay fecha para la colocación de la primera piedra, aunque este tipo de establecimientos se construyen en tiempo récord, por lo que si todo va bien no es descartable que pudiera estar en funcionamiento en no mucho tiempo.

La zona de La Viña-San Antonio ha cobrado protagonismo en los últimos años por acoger varios establecimientos de alimentación de mediana superficie. A ellos, se suman hasta tres de comida rápida. El terremoto arrasó casi en su totalidad el barrio de La Viña, que fue renovado casi en su integridad.