Pascual Lucas Díaz nació en el antiguo asilo de Cieza y se crió en el barrio de San Juan Bosco, en la calle Calderón de la Barca. Ingresó en el PSOE en 1982, un año más tarde formó parte de la lista electoral del PSOE de Cieza junto con Ramón Ortiz y Juan José Martínez y, con 21 años, se convirtió en concejal de Juventud. Desde 1988 desarrolló su actividad profesional en Cajamurcia, ahora CaixaBank. Tomó el bastón de mando en 2015, el mando de su ciudad, Cieza. En la mitad de la legislatura que arrancó en 2019, LA OPINIÓN se reúne con el alcalde de Cieza para hacer balance.

Situándonos en la mitad de la legislatura, habiendo capitaneado la alcaldía desde 2015, ¿qué queda por hacer?

Cieza, en los últimos años, viene experimentando grandes avances en cuanto a su desarrollo económico, social, de dotación de infraestructuras que mejoran los servicios públicos con aspectos cualitativos de la gestión realmente destacables como pueden ser el programa turístico Floración, la concesión de la IGP del melocotón de Cieza, las infraestructuras de fomento del empleo, la apuesta por la mejora en edificios públicos eficientes y sostenibles o la puesta en marcha del plan del arbolado, que hará de Cieza un lugar mucho más amable donde vivir. Con la consecución de los fondos europeos se abre para el municipio muchas posibilidades y oportunidades de desarrollo comunitario en objetivos como la sostenibilidad, la resiliencia, la economía circular, el turismo sostenible o la creación de valor añadido para nuestras empresas que hagan mejorar nuestra capacidad de empleo son objetivos con los que trabajamos. Igualmente hay un compromiso decidido de renovar y crear nuevas instalaciones para el deporte, así como mejorar las infraestructuras netamente urbanas, embelleciendo de igual manera, espacios urbanos de la ciudad. Se abre, por tanto, una nueva etapa muy ilusionante de oportunidades, que deberá continuar los esfuerzos que, en este sentido, este equipo de gobierno ha dedicado estos últimos seis años.

El objetivo principal al comienzo de la legislatura era crear una «Cieza más industrial, más turística, con una agricultura más competitiva, más innovadora, una Cieza más limpia y con mejores servicios, más accesible y más europea». ¿Qué se ha conseguido?

Poco a poco Cieza va cumpliendo sus objetivos, de tal manera que hoy prácticamente no queda suelo industrial público disponible en el Polígono Industrial de Los Prados. Hoy Cieza es admirada en el contexto turístico por su gran apuesta del programa Floración y la puesta en valor de nuestro patrimonio histórico, como es el caso de la protección y musealización de Siyasa. A nuestra agricultura la hemos dotado de una Identificación Geográfica Protegida que aporta un sello de calidad necesario para mejorar nuestra competitividad en los mercados. Tenemos un gran reto que es mejorar la limpieza de nuestra ciudad, y esto debe ser un esfuerzo compartido entre la ciudadanía y la Administración local. En este sentido, es necesario que los ciudadanos sean más disciplinados y no dejen bolsas ni enseres fuera de los contenedores como ahora lamentablemente está ocurriendo, teniendo que sancionar, como lo estamos haciendo, a distintos vecinos incívicos. Por la parte municipal, hemos incrementado el contrato de recogida de residuos debido al aumento del volumen de los mismos, especialmente de envases y cartón, y en un muy corto espacio de tiempo instalaremos cámaras de videovigilancia en determinados lugares para apoyar la labor policial en este sentido. Desde el punto de vista de la accesibilidad, todos los años presupuestamos y ejecutamos partidas que favorecen una mejor accesibilidad de nuestros espacios públicos.

¿Qué hay de Pascual Lucas Díaz? ¿Cómo es el alcalde de Cieza?

Soy una persona corriente que disfruta con aquellas cosas con las que disfruta la mayoría de la gente. Me gusta escuchar música, leer y pasear por los muchos y variados lugares tan bonitos de Cieza. Y me gusta mucho hablar con la gente que muchas veces te para por la calle con este o aquel problema.

¿Volvería a encabezar la lista del PSOE en las elecciones de 2023?

Estoy muy centrado en la labor de gobierno y mantengo la misma ilusión del primer día. Entiendo el interés que puede despertar esta pregunta, pero yo soy un hombre de partido y me debo a la agrupación socialista de Cieza y a sus procesos que siempre he respetado. Llegado el momento hablaremos y debatiremos qué es lo mejor y lo que más le puede convenir a nuestro pueblo y a la agrupación, y, en ese sentido, le puedo asegurar que colaboraré en lo que me pidan.

¿Cómo valora la actividad de la oposición en lo que llevamos de legislatura?

No me corresponde a mí valorar la actividad de la oposición, serán sus propios afiliados, en primer lugar, y la ciudadanía posteriormente la que valore si el trabajo que hacen es útil y merece la pena ser apoyado o por el contrario es censurado y, por tanto, castigado en las urnas. No obstante, la alta fragmentación que sufre actualmente la composición del Ayuntamiento de Cieza, provocada por el abandono de determinados concejales de sus grupos municipales originales y pasar a ser concejales no adscritos, dificulta la labor institucional y de interlocución. En este sentido, quiero resaltar la estabilidad institucional que en esta coyuntura aporta el grupo socialista manteniendo un gobierno estable, serio y fuerte, junto con IU, que únicamente está ocupado en gobernar y solucionar todos los retos y desafíos que tiene nuestro municipio.

¿Qué le diría a los ciezanos con respecto al trabajo realizado y el que se espera realizar?

A los ciezanos solo puedo darles las gracias por el apoyo que nos dieron para cumplir las expectativas que depositaron en nuestro proyecto y que, como he indicado resumidamente antes, estamos cumpliendo. Pero lo mejor está por llegar y existen grandes proyectos que harán de Cieza un municipio donde poder vivir y poder desarrollar proyectos de vida principalmente para nuestros jóvenes. Es por eso que esperamos seguir contando con todo ese caudal de confianza que haga que todos nos sintamos orgullosos de nuestro pueblo y de las cosas que somos capaces de hacer juntos.