Una propiedad en estado ruinoso en el barrio de San Cristóbal preocupa a los vecinos. Se trata de varias construcciones que se sitúan al final de la calle Charco, junto al Parque de Curtidores y el colegio Sagrado Corazón de Jesús, y en las que cada día se adentran los niños para jugar “con el consiguiente peligro que entraña”. La denuncia la ha realizado este viernes el portavoz del Grupo Municipal de Izquierda Unida-Verdes, Pedro Sosa, quien ha mostrado algunas de las fotografías que han realizado en las que se puede ver a un grupo de pequeños jugando en el interior. “Son varias edificaciones ruinosas que tienen el techo de amianto”, ha alertado Sosa.

El portavoz de IU-V ha recordado que el lugar fue noticia hace algunos años. “En su interior apareció una persona fallecida. Fue una noticia que se publicó en los medios de comunicación. Pero también ha protagonizado algún incendio por la acumulación de rastrojos. El acceso es fácil, por lo que no es extraño ver a gente en su interior, lo que es preocupante por si se produce algún derrumbe”. Su formación ha solicitado que se lleve a cabo la “demolición de los inmuebles en ruina, que se acabe el Parque Curtidores y su mejor integración urbana con la calle Charco y las calles adyacentes del barrio de San Diego”.

La iniciativa, según ha contado, ya fue presentada hace 14 meses al Pleno en forma de Ruego. Pero además, en febrero de 2019, era el PSOE quien alertaba de la situación de esta zona. “Nos parece curioso que ellos pusieran el acento en ese lugar y que ahora que están gobernando no tomen las decisiones oportunas para acabar con esa situación”, se ha quejado Pedro Sosa.