Los sanitarios del Hospital Comarcal del Noroeste realizaban ayer un paro en las puertas del centro para denunciar la falta de personal especialista y de Atención Primaria. En el caso de Microbiología, no hay cubierta ninguna plaza, y en otras como Neumología, Urgencias, Anestesia, Neurología, Dermatología y Rehabilitación falta el cuatro médico. Se calcula que la falta de personal oscila entre el 20 y el 25% de la plantilla.

La delegada del sindicato Médico, Cristina Naranjo, incide en que el panorama «es bastante complicado, partimos de un escenario a nivel nacional donde existe un déficit de médicos a todos los niveles», en este sentido recuerda que «cada año en las plazas que salen para los MIR no se alcanzan los objetivos para garantizar que se forme el suficiente número de médicos que se necesita realmente a nivel sanitario, a lo que tenemos que sumar la situación que ha provocado la pandemia».

En la Región las bolsas de médicos son las primeras que se agotan y en ese escenario las áreas periféricas son las más castigadas, en concreto ahora mismo el Área IV sufre un déficit importante de personal tanto a nivel hospitalario como en los centros de Salud del Área con especial incidencia en Cehegín y Calasparra.

Naranja recuerda que hay servicios que son de cuatro facultativos y solo hay dos, una situación que conlleva retrasos en los diagnósticos y posteriores tratamientos. Una merma que también puede afectar a la cirugía programada, «la asistencia se blinda siempre para garantizar las prioridades más urgentes y preferentes, se intenta sacar el trabajo, pero cada vez en determinados servicios el trabajo diario cuesta sacarlo adelanta», subraya la doctora Naranjo.

El siguiente paro está previsto para el próximo jueves a las 9 de la mañana en las puertas del centro hospitalario.

Por último, la delega sindical incide es que es una situación que afecta directamente al paciente, «sí no hay médicos, o el médico que hay no puede llevar el ritmo que deberían llevar los tres compañeros más, porque solamente hay uno en su puesto, se puede ver comprometida la calidad asistencial y la seguridad del paciente». 

Se han mantenido diferentes encuentros con el Servicio Murciano de Salud, así como con la gerente del Área IV, para que se ponga este problema en manos de la consejería, «tenemos que hacer este tipo de llamamientos, porque a día de hoy, esos problemas se siguen sin solucionar», explica la delegada Sindical.

Ampliación del centro

Una merma que será mayor con la ampliación del centro de salud, que ya está adjudicada y con la futura construcción de la Unidad de Críticos, que se espera que esa adjudicada en los próximos meses, por lo que se hace necesario que se trabaje en un plan de recursos humanos, para que se consiga dimensionar las plantillas. 

Respuesta del Servicio Murciano de Salud

Desde el Servicio Murciano de Salud señalan que «siendo conscientes de las dificultades para garantizar la continuidad asistencial en las áreas más periféricas por la falta de personal sanitario, se priorizan los contratos y/o cobertura de dichas zonas».

También que el Servicio Murciano de Salud ha dado respuesta puntual a las necesidades de personal para la prestación de la atención sanitaria durante la pandemia. «De hecho, en el pico más alto se han alcanzado 263 contratos de facultativos, 1.425 de enfermeros y 2,.481 del resto de personal, lo que suma 4.169 entre febrero de 2020 y enero de 2021. En la actualidad el refuerzo global es de aproximadamente un 12 por ciento».

Por último, recuerdan que actualmente el número de contagios y de personas hospitalizadas se ha reducido drásticamente en la Región, con una incidencia que es de las más bajas de España.

Para finalizar: «está previsto un importante refuerzo para nuestro sistema sanitario, teniendo en cuenta el déficit estructural de facultativos de todo el sistema nacional de salud».