Dos agentes de la Policía Local de Molina de Segura han resultado heridos al ser atacados por un sujeto en la celebración de una Comunión en una vivienda del municipio, informan fuentes policiales en sus redes sociales. Mientras, los vecinos que participaban de la fiesta afirman que solo se defendieron. La versión de los policías difiere de la de los afectados, aunque testigos indicaron a LA OPINIÓN que una multitud de personas se abalanzó sobre uno de los agentes, el que se llevó la peor parte, con puñetazos y patadas.

Los hechos tuvieron lugar sobre las cuatro de la mañana del domingo 30 de mayo. Los agentes se desplazaron a una casa ubicada en la población de Campotéjar en la cual, según alertaron vecinos, había gente de juerga, con voces que molestaban a los demás residentes.

Cuando llegaron los policías, escucharon música a todo volumen, personas gritando megáfono en mano y uno de los asistentes a la fiesta se mostró agresivo, primero verbal ("conozco perfectamente la normativa y no podéis entrar en mi casa") y luego físicamente, hasta el punto de que no solo arañó y atacó a los agentes hasta rasgarle el uniforme a uno, sino que empujó fuertemente a uno de los municipales y, una vez en el suelo, varias personas le propinaron una paliza, con patadas y puñetazos en la boca y la cabeza. Además, le rompieron la funda del arma reglamentaria y su teléfono. El otro agente, que salió en ayuda de su compañero, recibió, a su vez, puñetazos en la espalda y sufrió una lesión en el hombro. Los hechos serían constitutivos de un delito de atentado a la autoridad, aunque el Cuerpo no informa de que se arrestase a nadie en la intervención.

En apoyo de la patrulla, llegó otra. En total, cuatro municipales de los que estaban de servicio esa noche. Además, según indica la Policía Local en sus redes sociales, los agentes se percataron de que en el domicilio en cuestión había más de quince personas, lo cual supera las que permite la normativa en vigor para luchar contra la pandemia de coronavirus, que se ha cobrado la vida de más de 1.600 murcianos.

Imagen colgada en redes de una persona que afirma ser testigo de lo sucedido. R.D.C.

Cuando la Policía de Molina hizo público este incidente en sus redes, varios comentarios respondieron a la cuenta oficial que los hechos no son como se relatan: "Entrasteis en una propiedad privada y agredisteis a una mujer(dos agentes masculinos, cosa que no se puede) y a mi hijo sin mediar palabra cuando os dijimos que íbamos a bajar el volumen de la voz por que tampoco estaba la música puesta", apunta una mujer, que añade que  "solo nos defendimos con manos y ellos con porras". La mujer, en una publicación que luego acabó borrando de sus redes, aportaba una foto que, afirma, muestra las lesiones sufridas por una persona en la celebración.

Otros vecinos destacaron, además, que las personas que había en la vivienda eran todas convivientes, por lo que no se estaría incumpliendo normativa alguna. Afirman, asimismo, que la casa en cuestión tienen cámaras, por lo que las imágenes grabadas arrojarán luz sobre lo que verdaderamente aconteció.

Ante la proliferación de comentarios negativos en su cuenta de Facebook, el perfil de la Policía Local escribió un mensaje que decía: "Les informamos que las faltas de respeto a los agentes de la autoridad en el ejercicio de sus funciones suponen una infracción establecida en la Ley de Protección de la Seguridad Ciudadana. No hay mejor prueba que el hecho de haberlas realizado con publicidad en redes sociales. Se pueden ejercer las acciones legales administrativas o penales pertinentes así como la eliminación del mensaje y bloqueo del usuario. Por eso les animamos a debatir y expresarse siempre con educación y respeto".

Desde la Policía Nacional apuntaron al respecto a este periódico que el presunto autor de las lesiones a los locales, identificado como A. G. P., es citado en calidad de investigado no detenido para que declare a tenor de los hechos. La Local alegó que no arrestó a A. G. P. "debido a la gran cantidad de gente" que había en la casa "y para evitar más problemas".