El fiscal ha pedido seis años de prisión para un vecino de Jumilla que será juzgado la próxima semana en la Audiencia Provincial de Murcia acusado de producir a su hermano quemaduras de segundo y tercer grado en varias partes del cuerpo al arrojarle, presuntamente, sosa cáustica.

Las conclusiones provisionales de la fiscalía señalan que los hechos se produjeron en julio de 2019 en el transcurso de la discusión que ambos mantuvieron en el domicilio familiar y que por los mismos la víctima no reclama indemnización alguna.

La acusación estatal tiene en cuenta para concretar su solicitud de condena las agravantes de reincidencia y la de parentesco; la primera, porque en 2018 ya había sido condenado por la Audiencia a un año y medio de prisión por un delito de lesiones.

Y añade que en los hechos que serán juzgados ahora el perjudicado resultó con heridas que tardaron en curar 58 días y de las que le han quedado varias secuelas.

El tribunal ha convocado a las partes para el próximo lunes por si el acusado, A.S., reconoce los hechos y se conforma con la pena que puedan pactar la fiscalía y su defensa