La Guardia Civil investiga al conductor de un camión que circulaba por la A-7 (Algeciras-Barcelona), a la altura del municipal de Lorca, como presunto autor de delito contra la seguridad vial, por conducir superando seis veces la tasa máxima de alcohol, que en el caso de conductores profesionales es de 0,15 mg/l. Se trata de un individuo, de 51 años y nacionalidad búlgara.

Los hechos se produjeron cuando una patrulla de motoristas del Destacamento de Tráfico de la Guardia Civil de Lorca, que se encontraba realizando servicio de vigilancia de la seguridad vial a la altura del kilómetro 633 de la A-7, dirección Almería, observó cómo un vehículo pesado realizaba una maniobra de adelantamiento antirreglamentaria, por lo que le dieron alcance.

Los guardias civiles comprobaron que el conductor hacía uso del teléfono móvil, por lo que le indicaron, mediante señales acústicas y luminosas, que debía detener el vehículo en una zona segura próxima.

En el momento de su identificación, los agentes apreciaron en el chófer un fuerte olor a alcohol, por lo que fue sometido a las preceptivas pruebas de alcoholemia, en las arrojó sendos resultados positivos de 1,09 y 1,00 miligramos de alcohol por litro de aire espirado, sextuplicando con ello la tasa máxima permitida, que en el caso de conductores profesionales es de 0,15 mg/litro.

El conductor resultó investigado como presunto autor de delito de conducir bajo la influencia de bebidas alcohólicas, al superar con creces las tasas establecidas.

El vehículo, con un cargamento de cítricos procedente de Murcia con destino Málaga, fue inmovilizado hasta que la empresa propietaria envió a un conductor habilitado. La persona investigada y las diligencias instruidas fueron puestas a disposición del Juzgado de Instrucción número 1 de Lorca.

El delito de conducción bajo la influencia de bebidas alcohólicas, con tasas superiores a 0,60 miligramos/litro, se encuentra recogido en el artículo 379 del Código Penal y puede ser castigado alternativamente con penas de prisión de 3 a 6 meses, multa de 6 a 12 meses, o trabajos en beneficio de la comunidad de 31 a 90 días y, en cualquier caso, con privación de derecho a conducir vehículos a motor y ciclomotores por tiempo superior a 1 y hasta 4 años.

La Guardia Civil de la Región de Murcia apela a la conciencia cívica de la población para que avisen al teléfono '062' (Guardia Civil) o '112' (Emergencias) o directamente a las patrullas en servicio, cuando se encuentran con situaciones anómalas o maniobras irregulares que den lugar a pensar que los conductores lo hacen bajo la influencia de drogas o alcohol.

La finalidad es poder adoptar las medidas policiales oportunas para que estos vehículos sean interceptados y comprobado si sus conductores se encuentran en las condiciones adecuadas para circular con garantías de seguridad, evitando el consiguiente peligro para el resto de usuarios de la vía.