Agentes de la Guardia Civil, gracias a la colaboración ciudadana, ha retirado y destruido en Fuente Álamo un proyectil de artillería de 30 centímetros, informa este cuerpo.

La actuación se inició cuando un vecino que se encontraba realizando tareas de labranza en una finca agrícola del municipio alertó a la Benemérita del hallazgo de un proyectil, por lo que al lugar se desplazaron efectivos del Grupo de Especialistas en Desactivación de Explosivos (GEDEX) de la Guardia Civil.

Los guardias comprobaron que se trataba de un proyectil de artillería, de 30 centímetros de longitud y que, pese a su mal estado de conservación, mantenía intacta su carga explosiva.

Debido a la peligrosidad que comporta su manipulación durante un traslado, la explosión controlada de este material se llevó a cabo en un terreno próximo al del hallazgo, utilizando cargas especiales controladas al objeto de minimizar el impacto medioambiental.