13 de enero de 2021
13.01.2021
La Opinión de Murcia
Covid

El brote de coronavirus en una residencia de Molina afecta a unos cuarenta residentes

Los usuarios y trabajadores del centro ya habían recibido la primera dosis de la vacuna de Pfizer contra el coronavirus

13.01.2021 | 18:03
Entrega de material al personal de la residencia de Molina de Segura afectada por el coronavirus.

El coronavirus sigue afectando a las residencias de la Región de Murcia. La Consejería de Salud ha detectado un nuevo brote en la residencia Carlos Soriano de Molina de Segura que afecta al menos a 41 residentes. Tanto los usuarios como los trabajadores de este centro, ubicado en el barrio de Fátima de la localidad molinense, había sido ya vacunado con la primera dosis de Pfizer días atrás.

El concejal de Salud de la localidad, Miguel Ángel Cantero, ha informado de que la residencia está medicalizada por el Servicio Murciano de Salud (SMS) y el personal del equipo de Coordinación Regional Estratégica para la Cronicidad Avanzada y la Atención Sociosanitaria (Corecaas) está trabajando en estos momentos en esta residencia para tratar de que el virus no se siga expandiendo entre los residentes y trabajadores.  En la actualidad el centro cuenta con más de 100 usuarios y sesenta trabajadores.

Se trata del brote más importante detectado en la localidad molinense después de que el virus entrase a finales del pasado mes de noviembre en la residencia Ballesol, en Altorreal, donde fallecieron numerosos residentes. El Ayuntamiento de Molina de Segura, así como el Hospital de Molina, se están encargando de ayudar a través de la donación de material y la alcaldesa, Esther Clavero, ha querido trasladar su apoyo a todo el personal que forma parte de este geriátrico.


De los 2.072 nuevos casos notificados en el día de hoy por parte de Salud, 118 corresponden a Molina de Segura, que tiene una tasa de incidencia acumulada de 656,6 casos en los últimos siete días y de 966,8 en los últimos 14 días por 100.000 habitantes. Clavero anunció ayer el cese de toda actividad municipal no esencial en Molina de Segura durante dos semanas ante el aumento de contagios. La regidora, además, pidió a la población molinense el confinamiento domiciliario voluntario.
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook