10 de noviembre de 2020
10.11.2020
La Opinión de Murcia
Suceso

Secuestra y amenaza con una catana en Alcantarilla a sus sobrinos, a su cuidadora y a su novio

La madre de los menores, con la que convive, se encontraba de viaje cuando sucedieron los hechos, que resultaron con la detención del joven de 28 años y cuatro agentes de policía heridos

10.11.2020 | 20:22
Secuestra y amenaza con una catana en Alcantarilla a sus sobrinos, a su cuidadora y a su novio

El juzgado de guardia de Murcia ha dejado en libertad con cargos a un joven que fue detenido acusado de secuestrar y amenazar con un cuchillo y una catana a sus dos sobrinos de corta edad, a su cuidadora y al novio de esta, a los que encerró en la vivienda de Alcantarilla en la que convive con los niños y con la madre de los menores, que se encontraba de viaje.

Fuentes del caso han dicho a Efe que los hechos se produjeron en la madrugada de este domingo y que funcionarios del Cuerpo Nacional de Policía (CNP) se vieron obligados a derribar la puerta del domicilio para rescatar a los cuatro secuestrados, que estaban presos de pánico y que reclamaban el auxilio de los agentes.

Señalan las fuentes que la cuidadora, una joven natural de un país magrebí, como los demás afectados por este caso, pudo llamar por teléfono a la Policía Nacional en un momento de descuido del presunto secuestrador, S.B., un joven de 28 años de edad.

Al llegar los agentes a la vivienda pudieron hablar con este a través un hueco central que había en la puerta, y le pidieron que dejara libre a los pequeños, que llenos de miedo rogaran a llantos a los agentes que los sacaran de allí, además de indicarles que les había puesto el cuchillo y la catana en el cuello y en la cara.

Los mismos gritos de socorro lanzaron también la joven que cuidaba de los niños y su novio, que también fue encerrado en la casa al acudir en auxilio de aquella.

La novia declaró a los agentes -cuatro de los cuales resultaron heridos al tener que reducir al joven tras derribar la puerta- que el detenido había bebido y que desconoce por qué tuvo un comportamiento tan agresivo y por qué amenazó a los cuatro.

También manifestó que no pudieron salir de la vivienda porque el detenido había cogido las llaves y no les permitió abandonarla.

El juzgado de guardia ha dejado en libertad a este hombre, pero ha dictado una orden de alejamiento en cumplimiento de la cual no podrá acercarse a ninguna de las cuatro víctimas mientras se tramita la causa penal que le ha sido abierta por una presunta detención ilegal y por otros delitos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook