09 de noviembre de 2020
09.11.2020
La Opinión de Murcia
Sucesos

Uno de los presuntos narcos detenidos confesó dónde estaba el cadáver de 'El Rosao'

Los restos del vecino de Moratalla se hallaban sepultados en una zona apartada de la Sierra de Raspay, en Yecla

09.11.2020 | 19:23
José Alonso Marín.

Los peores temores de la familia de José Alonso Marín, alias 'El Rosao', se han cumplido: el jóven está muerto, lo asesinaron. El cadáver del joven, de 35 años de edad, estaba sepultado en un monte de la Sierra de Raspay, en Yecla, y los investigadores han dado con él porque uno de los sujetos a los que arrestaron por su presunta relación con el tráfico de drogas confesó dónde estaba. Cree la Policía que lo ha hecho para que, al colaborar con el Cuerpo, su pena, en el caso de acabar condenado, se vea reducida.

No solo se deshicieron del joven: también de su coche. Fragmentos del vehículo del difunto, un Audi oscuro, aparecieron en una nave que los presuntos delincuentes emplearían para almacenar sustancias estupefacientes con los que supuestamente estarían traficando. Los investigadores creen que desguazaron el turismo para ocultar pistas que llevasen al paradero de 'El Rosao'.

En cuanto a los motivos que estarían detrás del asesinato, se sospecha que fue un ajuste de cuentas, por negocios ilícitos. Desde un principio, la Guardia Civil, que asumió el caso de este vecino de Moratalla que se encontraba desaparecido desde junio del año pasado, sospechaba que narcos podrían estar detrás del asunto, que lamentablemente se ha saldado con la muerte del joven.

Narcos de Pinoso

Los investigadores han hallado su cuerpo en el marco de un operativo por narcotráfico que comenzó en la localidad alicantina de Pinoso y se saldó con cinco personas detenidas, tres de las cuales han ingresado en prisión preventiva por su presunta relación con el crimen.

Los capturados son, supuestamente, miembros de un grupo de traficantes de drogas que estaría relacionado con la muerte del vecino, la cual se habría producido hace más de un año. Investigadores del Cuerpo Nacional de Policía en Yecla se ocupan del caso, sobre el cual se ha decretado el secreto de sumario.

En cuanto a los restos mortales que aparecieron en la Sierra de Yecla, fueron trasladados al Instituto de Medicina Legal, para que la autopsia determine la causa del deceso y cuánto tiempo hace que se produjo el óbito. Fuentes próximas apuntaron que el cuerpo sí presenta signos evidentes de haber sufrido una muerte violenta.

La hermana de Marín hacía público en marzo de este año, en Internet, un mensaje en el que celebraba que tenía «por fin un poco de aliento y de luz en mi incesante lucha por buscar justicia para ti, hermano», puesto que «al parecer la Guardia Civil está cerrando el cerco a los sospechosos», decía. «Cuando no esperas nada, todo llega», decía hoy la joven en su cuenta de la red social Facebook, donde recibía decenas de condolencias de vecinos y allegados. «Triste final anunciado, espero que a partir de ahora podáis gestionar el durísimo duelo, todo mi cariño para ti y tu madre», escribía una vecina de Moratalla.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook