19 de septiembre de 2020
19.09.2020
La Opinión de Murcia
Tribunales

Detenido un okupa denunciado por maltrato y por exigir sexo "tres o cuatro veces al día como un animal"

Los agentes descubrieron a la pareja y a un bebé de pocos meses en un domicilio de Santomera tras la llamada de su propietario, y la mujer aprovechó la ausencia del acusado para confesar los hechos

19.09.2020 | 10:17
Detenido un okupa denunciado por maltrato y por exigir sexo "tres o cuatro veces al día como un animal"

Una mujer ha pedido al juez de guardia de Murcia que dicte una orden de alejamiento para que su pareja no pueda acercarse a ella, ya que la maltrata y solo piensa en el sexo, "que practica como un animal", hasta el punto de que le exige de tres a cuatro relaciones al día desde que pasaron a vivir juntos hace menos de una semana.

Fuentes cercanas al caso han dicho a Efe que el presunto maltrato fue descubierto cuando agentes de la Policía Local de Santomera (Murcia) acudieron a una vivienda de la zona tras la llamada de su propietario, residente en Madrid, que les comunicó que un vecino le había telefoneado para decirle que varias personas la habían ocupado.

Los agentes, al llegar al domicilio, se encontraron en su interior a una pareja y a un bebé de pocos meses, por lo que les pidieron que se identificaran.

En el momento en que el varón subió al piso superior para coger su documentación, la mujer les reveló en un aparte que estaba siendo maltratada por aquel desde que llegaron a esta vivienda hacía solo cuatro días.

Además, les comunicó que la forzaba a mantener relaciones sexuales todos los días, y varias veces, y que lo hacía como un animal, hasta el punto de que en ocasiones le producía heridas porque no cesaba en su impulso irrefrenable, aunque ella se lo pidiera de forma insistente.

Comentó también a los agentes que cuando ella le indicaba que esas no eran formas de tener sexo, él siempre le decía que no sabía nada sobre el tema y que lo que él hacía era normal.

Ante esas revelaciones, los agentes procedieron a la detención del denunciado, A.K., de 45 años de edad, natural de un país magrebí, como su pareja, que aseguró que entraron en la casa al ver que tenía las llaves de la puerta puestas.

En sus manifestaciones a la Policía, la mujer indicó igualmente que su pareja le había ofrecido unirse en matrimonio en varias ocasiones, pero que cuando ella se lo recordaba, siempre le decía que "mañana".

Además, pidió una orden de protección, ya que temía por su vida y por de su bebé, fruto de una relación anterior.

Las diligencias cuentan con el informe expedido por el hospital de Murcia donde fue atendida la denunciante tras el descubrimiento de los hechos y con el que se acredita que presentaba una fisura anal.

Mujer y bebé, según se recoge así mismo en el atestado, pasarán a vivir en un centro de acogida para víctimas de violencia de género después de que el juzgado de guardia de Murcia haya dictado la orden de alejamiento que pidió y de abrir unas diligencias que han sido enviadas al Juzgado de Violencia sobre la Mujer.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook