El colegio Nuestra Señora de la Fuensanta de Archena realizó ayer un simulacro para comprobar los protocolos y las funciones que cada profesor y trabajadores del centro tienen que realizar a partir del lunes, día del inicio de las clases lectivas en toda la Región. Todo el acto estuvo coordinado por la directora del centro, Encarna Torrano, y asistió la alcaldesa de la localidad, Patricia Fernández. Con este simulacro se trataba de perfilar y ensayar todas las medidas de control en los colegios y centros educativos para un desarrollo normal y previsto del curso escolar y evitar problemas y posibles contagios entre la población escolar.