03 de septiembre de 2020
03.09.2020
La Opinión de Murcia
Violencia de género

Le piden 10 años de cárcel por intentar matar de su ex a tiros en Las Torres de Cotillas

Quedó con ella con la excusa de que quería darle 100 euros para que comprara los zapatos de sus hijos, que iban a hacer la Comunión

03.09.2020 | 11:20
Investigadores de la Policía Judicial en el lugar de los hechos.

El fiscal ha pedido penas que suman diez años de prisión para un hombre que va a ser juzgado la próxima semana en la Audiencia Provincial de Murcia acusado de intentar matar a su exmujer, a la que disparó con una escopeta tras citarla con la excusa de que quería darle 100 euros para que comprara los zapatos de sus hijos, que iban a recibir la Primera Comunión.

Las conclusiones provisionales de la fiscalía, a las que ha tenido acceso Efe, señalan que los hechos ocurrieron en Las Torres de Cotillas el 25 de febrero de 2018, poco después de que el procesado, L.M.A.M., hubiera recogido en la casa de su suegra a los menores y se los llevara a desayunar.

Durante el desayuno les dijo a los niños que transmitieran a la madre su intención de verse ese mismo día con ella para entregarle el dinero, ya que quería comprarles los zapatos de Primera Comunión.

Poco después llamó a su exmujer en dos ocasiones, urgiéndole a verse con urgencia, ya que aseguró que tenía que desplazarse a Jumilla porque su abuela se estaba muriendo.

Ante su insistencia, la mujer se presentó en un parque de la citada población y, tras bajarse ella de su coche y producirse un breve diálogo, el acusado, presuntamente, le hizo un disparo con la escopeta que llevaba, causándole lesiones que tardaron en curar 434 días.

Señalan también las conclusiones provisionales que el intento de homicidio se produjo cuando la mujer observó que se le había caído un cartucho de la escopeta, que estaba escondida en unos matorrales próximos, e intentó huir del lugar.

Pese a la gravedad de las lesiones, la mujer pudo volver al vehículo y dirigirse hacia el casco urbano para pedir ayuda, siendo atendida primeramente en el centro de salud, desde el que fue trasladada hasta el hospital Virgen de la Arrixaca de Murcia.

Las conclusiones de la Fiscalía añaden que entre las secuelas que padece se encuentran las derivadas del riesgo que suponen los múltiples perdigones que le han quedado en el abdomen, "que podrían causar complicaciones futuras, como estallido renal".

El Ministerio Público reclama para el procesado nueve años de cárcel por un delito de homicidio en grado de tentativa y un año por tenencia ilícita de armas, así como indemnizaciones para la perjudicada que suman 96.500 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook