31 de julio de 2020
31.07.2020
La Opinión de Murcia
Especial

Simulacros en la residencia de mayores La Purísima de Totana y test para usuarios y trabajadores

El centro de titularidad municipal y gestionado por Clece ensaya los procedimientos a seguir en caso de un posible contagio por coronavirus

31.07.2020 | 15:24
Simulacros en la residencia de mayores La Purísima de Totana y test para usuarios y trabajadores

La residencia de mayores La Purísima de Totana, de titularidad municipal y gestionada por la empresa Clece, ha logrado mantenerse sin casos de coronavirus gracias a la anticipación, la implantación de medidas de protección y la coordinación con el Ayuntamiento de la localidad. La residencia de ancianos, que atiende a alrededor de 90 personas del entorno, ha puesto en marcha un amplio protocolo para evitar contagios dada la alta vulnerabilidad de las personas que se encuentran ingresadas en sus instalaciones.

En este sentido, el centro, además de mantener las medidas de higiene y de prevención, está acometiendo una serie de simulacros para saber cómo actuar en caso de que se produjera algún simulacro y evitar la propagación en la residencia de ancianos. Hasta el momento se han realizado dos simulacros de infección con el que se ha buscado testar el plan de contingencia del centro y los procedimientos implementados para garantizar la salud de sus usuarios.

Protocolo de actuación en residencias de mayores

Tal y como explica Paloma Sánchez, directora de la residencia de mayores de Totana, "con estos simulacros queremos testar el plan de actuación ante un posible caso de persona con covid-19 o que manifieste síntomas claros de estar infectado. Todos los trabajadores han recibido una formación previa sobre cómo actuar, pero es importante ponerla en práctica para garantizar su funcionamiento. En el centro tenemos habilitadas 4 habitaciones libres en la planta baja para, si es necesario, poder aislar a algún posible enfermo de covid-19".

Los simulacros realizados en la residencia de ancianos de Totana son muy realistas y se inician tras recibir notificación por parte de la enfermería de un posible caso de coronavirus en el centro que, inmediatamente, activa el plan de contingencia informando a todo el personal del centro de la situación. A partir de este momento, en la residencia todo debe funcionar como una orquesta bien sincronizada: se procede al cierre de las puertas de los salones comunes mientras que los auxiliares se colocan todo el material de protección (buzo, calzas, gorro, gafas, mascarilla FPP2, mascarilla quirúrgica y doble guante) para trasladar al usuario a la habitación de aislamiento.

Mientras esto sucede, el equipo de mantenimiento desinfecta la habitación en la que se encontraba el residente utilizando un nebulizador, y el personal de limpieza desinfecta absolutamente todos los espacios y objetos que se encuentran en el recorrido que han seguido los auxiliares para trasladar al contagiado. Al mismo tiempo, en cocina se prepara un carro con vajilla completamente desechable para que pueda ser empleada por el usuario durante su periodo de aislamiento en la residencia de mayores.

"Desde que se notifica la existencia de un posible caso positivo, todo el personal sabe lo que tiene que hacer en cada momento. Los simulacros nos permiten conocer si se producen pequeños errores y pulirlos. Hasta el momento se han realizado dos actividades de este tipo y queremos seguir realizando simulacros en agosto. Además, intentamos realizarlos en días y horarios diferentes para asegurarnos que todo el personal que trabaja a turnos tenga la oportunidad de participar y poner en práctica en un ejercicio de estas características todo lo que se ha aprendido", indica Paloma.

Medidas frente a la Covid-19 en residencia de mayores de Totana

Tras el reciente regreso del municipio a la fase 1, la residencia de ancianos de Totana ha realizado test rápidos a todos los usuarios y trabajadores del centro para verificar que no se ha producido ningún contagio. Además, la residencia gestionada por Clece ha decidido realizar estas pruebas de manera periódica. Igualmente, el centro ha vuelto a suspender las visitas, así como todos los ingresos y traslados de usuarios y ha intensificado todavía más las medidas implantadas al inicio de la pandemia para seguir manteniéndose libre de coronavirus.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook