31 de julio de 2020
31.07.2020
La Opinión de Murcia
Coronavirus

Preocupación en Águilas y Puerto Lumbreras por la posible expansión del brote lorquino

El alcalde de Lorca ha pedido a quien sospeche padecer la enfermedad o haber estado en contacto, que se pongan en cuarentena y pidan la PCR e insiste en que la hostelería "es segura"

31.07.2020 | 13:37
Preocupación en Águilas y Puerto Lumbreras por la posible expansión del brote lorquino

El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, ha reconocido este viernes que el inicio de las vacaciones de agosto genera "preocupación" a los municipios vecinos de Águilas y Puerto Lumbreras por las posibilidades de expansión del brote de coronavirus a estas ciudades, elegidas por muchos lorquinos como segunda residencia y lugar de veraneo.
Así se lo han transmitido a Mateos las alcaldesas de Águilas y Puerto Lumbreras, María del Carmen Moreno y María Ángeles Túnez, respectivamente, ya que ambas localidades reciben cada agosto a miles de lorquinos en busca de las playas y el campo como lugar de descanso.

Mateos ha dicho que "es un riesgo evidente" por la relación de vecindad y segundas residencias y por el trasvase continuo de ciudadanos que también acuden, en sentido inverso, desde esas localidades a Lorca para hacer gestiones o para ir al hospital Rafael Méndez, que es el de referencia en la comarca.

Según Mateos, "no es de extrañar que en los próximos días aparezcan casos en Águilas, en Puerto Lumbreras o en Terreros (Pulpí, Almería)", donde pasa el verano gran parte de la población de Lorca.

El regidor ha recordado que la movilidad entre ciudades de interior y lugares de veraneo parece estar también detrás del inicio del brote de Mazarrón, municipio de residencia estival de muchos de vecinos de Totana, donde está el rebrote más numeroso en casos de la Región de Murcia y que es también el origen del de Lorca, con los contactos en locales de ocio nocturno como vector de transmisión.

Sobre el brote de Lorca, con 29 casos confirmados hasta el jueves, el alcalde ha dicho que se espera un aumento de los positivos en los próximos días por el gran volumen de pruebas PCR que se han hecho en la ciudad, donde desde el principio de la pandemia hay un centro Covid-19 para la toma de muestras ubicado en una carpa exterior en el consultorio de Campillo.

Solo en ese centro se realizaron ayer unas 180 pruebas PCR que se suman a cifras similares durante toda la semana y, ante la ola de calor, la consejería de Salud ha decidido abrir este viernes dependencias en el centro de salud del barrio de San Diego también para la toma de muestras en un espacio más confortable para el personal sanitario y para los posibles infectados.

Funcionará de lunes a sábado, según ha dicho Mateos, que ha explicado que ese gran número de test unidos a los centenares de pruebas serológicas que los lorquinos se están realizando en la sanidad privada permitirá que afloren más casos.

Si el crecimiento diario se mantiene en los parámetros de los últimos días, la situación es "controlable", ha dicho Mateos este viernes al término de la reunión de la comisión municipal de coordinación y seguimiento de la crisis sanitaria en la que participan representantes de los distintos grupos municipales y los jefes de servicio de los departamentos de seguridad, emergencias y servicios sociales, entre otros.

El regidor ha señalado que en los últimos días ha mantenido diversos contactos telefónicos con el presidente de la comunidad, Fernando López Miras, con el que ha compartido su "preocupación" por el brote de Lorca.

El presidente le ha transmitido que la consejería de Salud y el resto de departamentos del Gobierno están trabajando para "adoptar todas las medidas que sean necesarias" con el fin de atajar la crisis sanitaria del coronavirus en la ciudad.

Mateos ha relacionado también el brote del pub Plaza con los casos positivos detectados hasta ahora en el Lorca Deportiva Club de Fútbol, y ha señalado que, según sus informaciones, ninguno de los contagiados en este brote local tiene una situación clínica preocupante.

El alcalde sí ha pedido a los lorquinos que tengan sospechas de padecer la enfermedad o certeza de haber estado en contacto con positivos que se pongan en cuarentena y pidan cita para las pruebas PCR.

Además, ha estado también en contacto en los últimos días con el sector hostelero, el más afectado de momento por este rebrote y que ha comenzado a sufrir un descenso de clientes como consecuencia de los contagios en dos locales de copas.

Mateos ha insistido en que los bares y restaurantes de Lorca "son seguros" y ha pedido a la población que actúe con precaución "pero sin miedo" y sin estigmatizar al sector de la hostelería por un caso aislado.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook