11 de julio de 2020
11.07.2020
La Opinión de Murcia
Justicia

El presunto asesino de Caravaca no conocía de nada al hombre al que acuchilló mortalmente

El sujeto, con antecedentes y ya en prisión preventiva, llevaba todo el día consumiendo alcohol en la terraza del local donde luego se produciría el suceso mortal

11.07.2020 | 14:35
Agentes de la Benemérita, con el sospechoso.

A la cárcel sin fianza. El joven de 25 años de edad que era detenido anoche como presunto autor del homicidio de un hombre en plena calle en Caravaca de la Cruz ya está en prisión, tras pasar a disposición judicial, indican fuentes cercanas al caso.

El presunto homicida, explican fuentes de la investigación, se habría pasado todo el viernes, desde primera hora de la mañana consumiendo alcohol en la terraza del local donde se produjeron los hechos, un establecimiento de hostelería de la calle Simancas, e el casco urbano de Caravaca.

Pasaban las once de la noche cuando, relatarían luego los testigos a la Policía, este individuo se empezó a enzarzar en una riña con otra persona, pelea que fue subiendo de tono hasta que el supuesto agresor, apuntan quienes lo vieron, empuñó un cuchillo del menaje del propio establecimiento en el que estaba y amenazó al joven con el que discutía.

La víctima mortal nada tenía que ver con esta pelea: se trataba de un vecino de Caravaca, de 58 años de edad, que simplemente estaba en el mismo restaurante con un amigo, y presenció lo que pasaba. El hombre se acercó y trató de mediar en la reyerta que estaba viendo, y se llevó la peor parte: una cuchillada en el cuello que resultó ser mortal. Se da la circunstancia de que víctima y presunto asesino no se conocían.


A continuación, gritos, sangre sobre el asfalto y las primeras llamadas a Emergencias para pedir socorro. Viandantes retuvieron al sospechoso hasta que llegó la Policía Local, que lo arrestó.

Asimismo, se desplazaron a la calle Simancas sanitarios, que únicamente pudieron certificar la muerte del hombre. Su cuerpo fue tapado con una sábana blanca, a la espera del levantamiento del cadáver. A pocos metros de él, también tendido en el suelo, estaba su atacante. Esposado y a la espera de que la Policía Judicial, que asumiría la investigación se hiciese cargo de él.

El cuerpo del hombre fue llevado al Instituto de Medicina Legal, para practicarle la autopsia. Según fuentes próximas, habría muerto de una única cuchillada en el cuello, que le afectó a una arteria y por la cual se desangró.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook