06 de julio de 2020
06.07.2020
La Opinión de Murcia
Mula

"Las monjas no tienen voluntad de devolver las piezas a Mula"

Cultura dio un ultimátum a las religiosas en enero: seis meses para devolver los bienes que se llevaron a Elche

05.07.2020 | 20:09
Algunas de las piezas sacadas del convento de Mula y trasladadas a Elche por las religiosas.

Corría el mes de enero de este año cuando la Consejería de Cultura daba un ultimátum a las monjas que se habían mudado de Mula a Elche, llevándose consigo decenas de bienes del Convento de San Francisco: tenían seis meses para devolver las piezas a su emplazamiento. Luego estalló la crisis del coronavirus y se paralizaron los trámites administrativos. Ahora, con la nueva normalidad en marcha, las religiosas ya no tienen hasta el 10 de julio para reponer los bienes expoliados: tienen hasta el 15 de octubre, confirman desde la Consejería.

Sin embargo, el alcalde de Mula, Juan Jesús Moreno, no tiene claro que en otoño las piezas, entre las que destaca el Niño de la Salud del escultor Roque López, regresen al convento.

El regidor explicó que él cree «en la voluntad de las personas que han vivido en el montaserio», al tiempo que apostilla que «las que se han llevado las piezas no han vivido en el monasterio»,

Anunció Juan Jesús Moreno que las religiosas han recurrido el requerimiento de la Comunidad Autónoma para que devuelvan las obras. Así las cosas, el primer edil no descarta que «se pueda llegar a un contencioso». Y es que el hecho de recurrir el requerimiento, destacó, le hace pensar que las monjas «no tienen voluntad de devolver las piezas».

Desde el punto de vista del alcalde, las religiosas «han engañado al pueblo de Mula, llevándose las piezas primero y no devolviéndolas después».

Por su parte, el concejal de Patrimonio, Diego Boluda, apuntó que el director general de Bienes Cultutales les ha comunicado que quieren agotar «todas las vías amistosas posibles que hay».

Aseguró el edil que, si se cumple la fecha y no han vuelto las piezas a su emplazamiento, ha obtenido «un compromiso formal» por parte del Gobierno regional de establecer «todos los requerimientos administrativos que sean necesarios para que las piezas vengan a Mula».

Por otro lado, el Ayuntamiento ha incoado el expediente que tenía patrimonio con los bienes que formaban parte del BIC y ha pedido que se establezca de forma detallada todo el contenido de los bienes culturales del convento.

Esto es: tienen el catálogo de todas las piezas para que no falte ninguna, dado que las monjas «se lo han llevado todo», lamentan.

En concreto, son 82 las piezas que se consideran BIC. Se trataría de bienes muebles con cronologías que abarcan desde el siglo XVII a la actualidad, con un valor histórico y artístico de primer orden, y que legítimamente han de estar en el pueblo de Mula.

Cuando las Clarisas se fueron a Elche con las piezas, alegaron que no había sitio en Mula para dejarlas, algo que el Consistorio desmintió. «Enterado el Ayuntamiento del traslado de bienes desde Mula a Elche, las autoridades locales se trasladaron hasta el convento de Elche, donde tuvo una intensa reunión con la superiora en la que se les mostró gran preocupación y se les ofreció los medios del Ayuntamiento para la devolución de las piezas así como el Convento de San Francisco, edificio que tiene un lugar de seguridad habilitado a tal efecto, como lugar donde albergar de forma temporal las piezas y así librar a la Comunidad Religiosa de la posible sanción que puedan sufrir, encontrándonos con una respuesta negativa ante la propuesta del Ayuntamiento, negándose a la devolución de las piezas», explicaron entonces fuentes municipales. El caso sigue en marcha.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook