El juzgado de guardia de Murcia ha ordenado el ingreso en prisión de los tres jóvenes detenidos este martes como presuntos autores del atraco a un estanco de Beniel, en el que se apoderaron de 565 euros y tabaco valorado en 1.000.

Son vecinos de Murcia, Beniaján y Fuente Álamo a los que les fueron intervenidos la pistola y la barraca metálica utilizada en el atraco para fracturar el cristal de la puerta de entrada del local, en el que se encontraba su encargada y varios familiares, que se refugiaron en la trastienda, según el atestado de la Guardia Civil.

Los tres tienen antecedentes como supuestos autores de delitos contra el patrimonio y dos de ellos habían salido de la prisión de Campos del Río hace unos meses.

Todos reconocieron su participación en el atraco, aunque con posterioridad se acogieron a su derecho a no declarar tanto ante la Guardia Civil como posteriormente en el juzgado que ha decretado su ingreso en la cárcel.

En aquellas manifestaciones aseguraron que en principio habían pensado atracar también otro estanco de la pedanía murciana de Zeneta, lo que descartaron por su mayor riesgo.

Además, admitieron que el coche usado para llegar a Beniel fue robado en Beniaján a un conocido y tras cometer el robo lo abandonaron en un paraje de Beniel cercano al polígono industrial de la pedanía de El Mojón, en cuyas inmediaciones fueron halladas dispersas por el suelo varias prendas de ropa supuestamente utilizadas por estos jóvenes.

Siguiendo sus indicaciones, en ese mismo lugar hallaron los guardias civiles en el interior de uno de los protectores que se colocan a los cítricos para evitar el ataque de los roedores la pistola y unos guantes de látex presuntamente utilizados en el atraco.