01 de mayo de 2020
01.05.2020
La Opinión de Murcia
Fiestas

La Virgen de la Esperanza no visitará Calasparra este mes de mayo

La estancia de la Virgen en Calasparra supone una fiesta para el municipio, durante todo el mes de mayo

01.05.2020 | 09:37

La Fundación de la Mayordomía Virgen de la Esperanza de Calasparra, ha tomado una de las decisiones más duras en su historia reciente, y es que la Virgen no bajará este año la ciudad. Una decisión en concordancia con la situación que está viviendo en mundo a causa del Covid-19.

La presidenta de la Mayordomía, Fulgen Sánchez, explica que se trata de una decisión muy difícil de comunicar, «las circunstancia son las que mandan desgraciadamente, lo que pesa ahora mismo es la responsabilidad», en este sentido recuerda que «la llegada de la Virgen supone convocar al pueblo, se trata de uno de los días de mayor afluencia de gente en la calle, ahora nos toca esperar tiempos mejores».

La estancia de la Virgen en Calasparra supone una fiesta para el municipio, durante todo el mes de mayo. Todos los colectivos, asociaciones y también particulares del pueblo van participando en los diferentes actos que se programan. A lo largo del mes se realizan ofrendas flores, así como la visita de la Virgen a un barrio del municipio. Una de las novedades, que tendrán que esperar hasta el año 2021, es la salida de la Virgen hasta la pedanía de Valentín. «Era un momento histórico, ya que nunca había ido», índice Sánchez.

Desde el día 14 de marzo, se cerró tienda, restaurante y ermita. Un momento muy difícil acostumbrado a ver a cientos de peregrinos y de personas que pasaban por el paraje para disfrutar del entorno, «lo más triste del mundo fue abrir la puerta y ver todo apagado» pone de manifiesto la responsable de la Mayordomía. En este tiempo únicamente se ha realizado una celebración religiosa por el día de San José, que fue sin público y retrasmitida por las televisiones locales.

Un momento complicado también para la Mayordomía, ya que desde hace algún tiempo habían decidido regentar directamente el restaurante del Santuario. La presidenta destaca que «ahora venía una época de mucha gente, y además teníamos encargadas celebraciones de comuniones y bodas, todo eso se ha pospuesto, pero esperamos poder atender todas las demandas cuando está situación vuelva a la normalidad».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook