30 de abril de 2020
30.04.2020
La Opinión de Murcia
Fiestas

La Delegación del Gobierno no autoriza la petición de realizar el rito del baño en Caravaca

Cofradía y Ayuntamiento habían solicitado que se realiza el ritual sin público

30.04.2020 | 20:10
La Delegación del Gobierno no autoriza la petición de realizar el rito del baño en Caravaca

La Delegación pidió adecuar el Rito a la situación actual

Finalmente, no podrá ser y la Cruz no bajará, en la tarde del día 3 de mayo, a bendecir las aguas del baldaquino que preside la corredera de Caravaca. La Delegación no ha autorizado que se realice el rito, que data de 1384 y que se realizada de manera continuada, excepto los años del robo de la cruz.

Cofradía y Ayuntamiento solicitaron que se realizará este ritual, guardando todas las medidas de seguridad y sin público. Ambas instituciones han comunicado la negativa de la Delegación a que se realizará el ritual.

Según la respuesta de la Delegación la situación de alerta sanitaria que propició el Real Decreto 463/2020 de 14 de marzo, en relación a la crisis por el COVID-19 no ha sido todavía corregida y siguen todas las normas que con motivo de esta situación se adoptaron por el Gobierno de España. En este sentido el delegado del Gobierno ha manifestado su respeto por el Ritual de la Cruz y Bendición del Agua de Caravaca.

Las criticas por está decisión no se han hecho esperar entre la sociedad caravaqueña.

Orígenes del festejo

Según el historiador Gregorio Sánchez Romero, fue en 1384, y con motivo de una plaga de langosta que asolaba los campos de Lorca y Totana, cuando, según los cronistas y la tradición, se realizó por primera vez el mencionado ritual, con el objeto de esparcir en dichos campos el agua que hubiera estado en contacto con la Santa Reliquia y, a través de sus beneficiosos efectos, subsanar lo que de otra manera sería la ruina y destrucción de las cosechas.

La Delegación pidió adecuar el Rito a la situación actual 

En declaración del Delegado del Gobierno, José Vélez, José Vélez, «consciente de la importancia emocional y simbólica de este acto para todos los cristianos en general y los vecinos de Caravaca en particular», ha señalado que en la carta que se le trasladó desde Delegación del Gobierno a la Hermana Mayor de la Real e Ilustre Cofradía de la Santísima y Vera Cruz y al alcalde del Excelentísimo Ayuntamiento de Caravaca de la Cruz, quedó claro que deberían adecuar dicha celebración con arreglo a lo establecido en el RD 463/2020 de 14 de marzo.  

El delegado del Gobierno, que ha agradecido a Lorca Planes su comprensión y colaboración desde el inicio de esta crisis sanitaria, ha recordado que la orden emitida por el Obispo el pasado día 14 de marzo suspendía todas las celebraciones litúrgicas públicas y decretaba que los sacerdotes celebrarían la Eucaristía en privado. "Dichas circunstancias, a día de hoy, y a pesar de ciertas medidas de alivio dentro del estado de alarma, no han cambiado", ha argumentado Vélez.  

Carta de la Delegación del Gobierno 

Estimada Sr. Hermana Mayor y estimado Sr. Alcalde,

DELEGACION DEL GOBIERNO EN LA COMUNIDAD AUTONOMA DE LA REGION DE MURCIA

En primer lugar quiero expresarles y compartir con ustedes el respeto y la consideración por la actuación ejemplar que todas las Cofradías religiosas de nuestra Región han tenido durante este periodo de crisis que ha requerido una especial prudencia y sensibilidad. También quiero trasladarle el máximo respeto de la Delegación del Gobierno al Rito del Baño y Bendición del Agua por la Vera Cruz y lo que el mismo significa para la Cofradía de la Santísima y Vera Cruz, para el pueblo de Caravaca en general y para todos los cristianos.

Como le expresaba anteriormente la actitud de ejemplar prudencia por parte de todas las entidades religiosas de la Diócesis de Cartagena tuvo, quizás, su máxima expresión en la suspensión de todas las procesiones y actos públicos de Semana Santa, que la Diócesis aconsejó a todas las Cofradías que de ella dependen. Igualmente en la Orden que el Sr. Obispo, emitió el pasado 14 de marzo, por que decretó la suspensión de todas las celebraciones litúrgicas públicas, aunque se mantuvieran, mientras fuera posible, los templos abiertos. Dicha orden decretaba además que los sacerdotes celebrarían la Eucaristía en privado.

La situación de alerta sanitaria que propició el RD 463/2020 de 14 de Marzo, en relación a la crisis por el Covid-19, no ha sido todavía corregida y siguen todas las normas que con motivo de esta situación se adoptaron por el Gobierno de España, asi como por otras entidades públicas, privadas y religiosas. En este sentido deberán adecuar su actuación con arreglo a lo establecido en el RD 463/2020 de 14 de Marzo, que le adjunto y que, en relación al asunto que nos ocupa se ve afectado por lo contemplado en el art.7, el art. 11 y el Anexo en el que se establece la relación de actividades suspendidas con arreglo a lo establecido en el artículo 10.3 del citado Real Decreto.

 
Compartir en Twitter
Compartir en Facebook