11 de marzo de 2020
11.03.2020
La Opinión de Murcia
Fiestas

Cuatrocientos efectivos velarán por la seguridad de la Semana Santa de Lorca

El delegado del Gobierno quiere ser optimista sobre los desfiles bíblico-pasionales y el alcalde admite que hay incertidumbre por el coronavirus

11.03.2020 | 04:00
Un momento de la Junta Local de Seguridad.

El delegado del Gobierno en Murcia, José Vélez, dijo ayer que quiere «ser optimista» sobre la celebración de la Semana Santa pese a la epidemia del coronavirus y no se ha pronunciado sobre posibles escenarios de cancelación de eventos como ese, que son multitudinarios en la Región.

Lo apuntó, en Lorca donde presidió la Junta Local de Seguridad como motivo de la Semana Santa, que en esta ciudad es de Interés Turístico Internacional y reúne cada año a miles de personas llegadas de todo el mundo.

Acompañado por el alcalde, Diego José Mateos, durante una comparecencia previa a la celebración de la junta, el delegado del Gobierno manifestó que «sería una pena muy grande que se perdiera una de las semanas santas más bonitas e importantes de España» por el coronavirus.

«Permitidme que sea optimista, que piense en positivo y que me vea ya disfrutando de la Semana Santa lorquina este año también», aseveró el delegado.

El alcalde, sin embargo, ha reconocido que «hay mucha incertidumbre, eso es evidente y no solo en la Semana santa, sino en la actividad económica, el turismo, los viajes», aunque, al igual que Vélez, ha preferido ser optimista sobre la celebración de los desfiles bíblico-pasionales.

Mateos ha comprometido una próxima reunión con las cofradías «para, en el caso de que hubiera alguna novedad poder abordarla» y tener con ellas «una coordinación en función de lo que vaya sucediendo» con la enfermedad.

En el caso de que, como todo el mundo espera, sí se celebre la Semana Santa lorquina, alrededor de 400 efectivos formarán parte del dispositivo de seguridad que se pondrá en marcha este año.

El operativo incidirá, como en años anteriores, en la vigilancia de otros puntos del término municipal durante esos días para garantizar que no se registren incidencias aprovechando la ausencia de los vecinos en las pedanías cuando se desplacen para disfrutar de las procesiones.

El dispositivo contará con 127 agentes de la Policía Nacional y 117 de la Guardia Civil, entre agentes de Tráfico y de Seguridad Ciudadana, a los que se unirán 115 agentes de la Policía Local y otros servicios municipales. «Es de esperar que el dispositivo pase desapercibido, será señal de que ha ido bien», considera Mateos.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook