03 de marzo de 2020
03.03.2020
Misiva

El alcalde de San Javier comparte una carta de un niño "preocupado" por el estado de los aviones de la AGA

Luengo ha difundido la misiva que ha recibido en la alcaldía de un menor que "quiere ser piloto"

03.03.2020 | 20:37

Tras el accidente que le costó la vida la semana pasada al el recién incorporado al puesto de 'Solo' de la Patrulla Águila, el comandante del Ejército del Aire Eduardo Fermín Garvalena, el alcalde de San Javier, José Miguel Luengo, ha compartido a través de sus redes sociales la carta que ha recibido por parte de un niño del pueblo.

En la misiva el niño expresa su preocupación ante el "siniestro", ya que afirma haber leído en los periódicos que se debe al estado de los aviones y a su antigüedad y él quiere ser piloto, pero ahora sus padres le dicen que no puede "por los accidentes que pasan con regularidad". El menor le pregunta a Luengo "si puede hacer algo" al respecto.

El alcalde ha querido "trasladar esta inquietud que es la de muchos" pese a que él "como alcalde puede hacer poco en este aspecto".

A través de la red social varios usuarios aprovechan para transmitir también su inquietud al mismo respecto y comparten una petición en Change.org que acumula casi 15.000 firmas en la que bajo el hashtag #SOSEjercitoAire piden "que el Ministerio de Defensa actúe de forma urgente para garantizar la seguridad de nuestros pilotos del Ejército del Aire".

Cuarto fallecidos en siete meses

El siniestro del mes pasado en La Manga es el tercer accidente aéreo mortal que ocurre en la costa de la Región de Murcia en los últimos siete meses. Entre todos, suman ya cuatro personas muertas, todas de la misma manera: se estrellaron los aviones por causas que Defensa dice seguir investigando.

El primero ocurrió el 26 de agosto de 2019, también en La Manga, cuando otro avión C-101 de la Patrulla Águila cayó en un vuelo de entrenamiento al mar y falleció el piloto, el comandante Francisco Marín.

Apenas semanas después, otra tragedia. El 18 de septiembre posterior, el instructor Daniel Melero y la alferez Rosa Almirón, de 20 años, de la Academia General del Aire perdieron la vida en el accidente de una aeronave militar Tamiz E-26, en aguas del Mar Menor, en las proximidades de Santiago de la Ribera, tras despegar de la base aérea de San Javier.

Con respecto a los accidentes, la titular de Defensa, Margarita Robles, señalaba que la de piloto es una profesión de altísimo riesgo pero que «ellos saben que la seguridad es al 100 por 100 y que no vuelan si no es así». Robles dejó claro que el Gobierno busca tener el mejor Ejercito del Aire con los mejores profesionales. En cuanto a los plazos en los que podrían incorporarse estos nuevos efectivos, la Ministra explicó que se van a hacer propuestas a corto, medio plazo y largo plazo «porque formar pilotos lleva mucho tiempo», aunque recordó ya se están incrementado las plazas que salen para el Ejercito del Aire, aunque calculó que se necesitarían 8.000 más.

Sobre la garantía de los aviones, en un encuentro con la prensa antes de la reunión con la ministra, miembros de la AGA aseguraron que van a seguir volando con el C -101 «porque no hay nada que indique que estén fallando por obsolescencia». El Airbus C-101 Aviojet es una aeronave dedicada a la enseñanza de pilotos y el vuelo acrobático que cuenta con más de 40 años de servicio en el Ejército del Aire español y que terminará su vida útil en 2020-2021. De hecho, Defensa firmó en enero la compra de una nueva flota que los sustituya. También explicaron que la Comisión de Investigación no ha podido determinar todavía las causas de ninguno de los accidentes.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook