24 de enero de 2020
24.01.2020
Investigación

Detenidos los 24 jóvenes que incendiaron 51 contenedores en Puerto Lumbreras

Diez de los integrantes del grupo organizado, que actuaron con pasamontañas, son menores de edad

24.01.2020 | 12:59
Destrozos en mobiliario urbano y quemas de 51 contenedores valorados en más de 30.000 euros

La Guardia Civil ha detenido a 24 jóvenes, 10 de ellos menores de edad, como presuntos integrantes de un grupo organizado la noche de Halloween de 2019 para incendiar 51 contenedores en Puerto Lumbreras, valorados en 30.000 euros.

En un comunicado, la Benemérita ha señalado que la operación, denominada Jaque Mate, se ha saldado con la detención de 21 jóvenes y con la investigación de otros tres como presuntos autores de los delitos de desórdenes públicos y daños mediante incendio.

Los hechos tuvieron lugar en la noche  31 de octubre cuando un grupo de jóvenes pertrechados con pasamontañas iniciaron una serie de quemas continuadas de contenedores de residuos y de mobiliario urbano en distintas calles del municipio de Puerto Lumbreras. Los agentes de la Guardia Civil, de la Policía Local y efectivos de Protección Civil del municipio tuvieron que atender numerosas incidencias que llegaron a causar una grave alarma social entre los vecinos, debido a la continuidad con la que se iban produciendo los incendios y al temor de que el fuego pudiera propagarse y afectar a vehículos y edificios cercanos.

A causa de alguno de estos incendios varias calles de la localidad tuvieron que ser cortadas al tráfico, ya que los contenedores incendiados fueron colocados obstaculizando el paso, a modo de barricada, lo que generó mayor alarma social. La Guardia Civil ha concluido que la actuación de los sospechosos fue sistemática, organizada y con una estrategia preconcebida de tal manera que, según se desprende de la investigación, constituyeron grupos coordinados, camuflados con prendas oscuras y pasamontañas, para abordar de forma eficaz los objetivos que habían sido previamente seleccionados.

Gracias a la exhaustiva labor de investigación, la Guardia Civil fue identificando a cada uno de los sospechosos que mantuvieron, durante esa madrugada, una fluida coordinación con el uso de las nuevas tecnologías para agilizar sus movimientos y evitar ser sorprendidos 'in fraganti'.

De esta forma, y desde la medianoche del día 31 de octubre hasta las 5 horas del día siguiente, llevaron a cabo una táctica ágil para cometer, de forma ininterrumpida, numerosos siniestros en el mobiliario urbano.

Las penas con las que castiga el Código Penal la autoría de ambos tipos penales vienen agravadas, en el caso del delito de desórdenes públicos, por la ocultación de identidad mediante disfraz y, en el de incendio intencionado, por poner en peligro la vida o la integridad física de las personas.

Los arrestados y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción número 2 de Lorca y de la Fiscalía de Menores de Murcia.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook