20 de enero de 2020
20.01.2020
Sucesos

Los hijos de la víctima del crimen de Águilas dicen que temieron por su vida

El presunto criminal portaba una navaja de casi medio metro de longitud

20.01.2020 | 18:01

Los tres hijos del hombre que murió de una puñalada en una reyerta en Águilas en 2017 han señalado que temieron por sus vidas porque el presunto criminal portaba una navaja de casi medio metro de longitud.

Lo han declarado este lunes, uno como acusado y los otros dos como testigos, en el juicio que se sigue en la Audiencia Provincial de Murcia contra cinco acusados ante un jurado popular.

Han señalado que acudieron a la vivienda de la otra familia con la que estaban molestos solo para aclarar unos comentarios hechos por una joven que era miembro de ella, pero sin intención de enfrentarse con nadie.

Han añadido que en la discusión uno de los procesados, Manuel A.F., entregó a otro, David M.M, considerado autor material del apuñalamiento y cuñado del anterior, la navaja que habría utilizado para acabar primero con la vida del padre de la otra familia, de 47 años, y apuñalar a un hijo de este, que resultó malherido.

El primero en declarar ha sido Michael R.L., al que se acusa de un delito de lesiones, quien ha asegurado que otro imputado, Andoni A.F., hermano de Manuel, llevaba en la mano una pata de cabra de moto, y con la otra sujetaba a su hermano, David R.L., también acusado, para que el segundo lo apuñalara.

Al hacerle ver la defensa de los hermanos A.F. que la versión que daba en el juicio no coincidía en todos sus extremos con lo declarado a la Guardia Civil tras el crimen, ha explicado que en entonces se encontraba muy afectado por la muerte de su padre y las heridas que sufría su hermano, por lo que pudo equivocarse.

Durante el interrogatorio ha admitido que dio solo un golpe a David M.M. con un palo que encontró en las inmediaciones del lugar, pero para defenderse a sí mismo y a sus familiares, no para agredir a nadie.

Y ha añadido que aquel día podían haber muerto más personas, en alusión a que fueron cinco los hermanos que acompañaron al padre hasta la vivienda donde residía la otra familia.

Los siguientes en declarar, como testigos, han sido tres hermanos del anterior, C.R.L., P.J. R.L. y J.G.R.L., quienes han coincidido en líneas generales con lo manifestado por Michael.

La vista oral continuará este martes con la declaración testifical de varios miembros de la otra familia, entre ellos, la madre de los hermanos A.F.

La fiscal, Mercedes Soler, reclama para el presunto autor material de los apuñalamientos penas que suman 19 años y medio de prisión como autor de un delito de homicidio consumado y otro en grado de tentativa, mientras que para su cuñado, Manuel A.F., solicita once años como inductor y cooperador necesario.

Para los hermanos Diego y Michael R.L. pide un año de prisión por las lesiones que causaron presuntamente a David M.M. 

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook