16 de enero de 2020
16.01.2020
Sucesos

La mujer que intentó matar a su ex en Santomera, libre y hará trabajos comunitarios

La vecina admite ante el juez que amenazó con un gran cuchillo al hombre, al que ahora no podrá acercarse

16.01.2020 | 19:29
Puerta de la Ciudad de la Justicia de Murcia.

Admitió lo que hizo. La vecina de La Matanza (Santomera) detenida por intentar matar a su exesposo con un cuchillo salía del Juzgado de Guardia en libertad. El asunto se resolvió en un juicio rápido que se saldó con una sentencia de conformidad, informan desde el Tribunal Superior de Justicia (TSJ) de Murcia.

Al reconocer la acusada los hechos, no se celebró vista en sí y ya hay condena. El titular del Juzgado de Instrucción Nº 2 de Murcia condenó a la mujer a trabajos en beneficio de la comunidad. Asimismo, dictó una orden de alejamiento: no se podrá acercar a la víctima, su expareja. También le prohibió tener armas. La mujer salió en libertad de la Ciudad de la Justicia de Murcia.

Era la propia mujer que luego acabó arrestada la que llamaba a la Policía. Muy nerviosa, aseguró por teléfono que su ex había ido hasta su casa y la había agredido violentamente. Con la idea de que se trataba de un nuevo episodio de violencia de género, una patrulla se movilizó inmediatamente al lugar. Cuando llegaron, sin embargo, la mujer estaba ilesa y era ella la persona que portaba en las manos un arma blanca de grandes dimensiones.

Al parecer, el exmarido de esta mujer había ido al domicilio de ella, para hablar cuestiones que tenían pendientes tras la separación, y lo había hecho acompañado de la que es su nueva pareja. La presencia de esta mujer fue lo que, dijo luego el hombre, había alterado a la presunta agresora, que agarró un cuchillo que tenía en casa y trató de matarlo, tal y como aseguró él a los municipales que acudieron al domicilio.

El hombre repelió el ataque con la mano y así pudo evitar ser apuñalado. La novia de la víctima, que fue testigo, corroboró la versión de su pareja. La presunta atacante, que no tiene antecedentes, se mostró muy nerviosa ante la Policía Local, que finalmente procedió a su detención y a requisar el cuchillo que tenía.

Ni la supuesta agresora ni el hombre necesitaron pasar por el hospital, puesto que se encontraban ilesos. Después de pasar por dependencias policiales, la vecina fue trasladada al cuartel de la Guardia Civil, Cuerpo competente para asumir la investigación.

La detenida pasó la noche en los calabozos y al día siguiente, apenas unas horas después, era llevada al Juzgado de Guardia, que decidió su destino.

27 centímetros de largo

La Policía recuperó también el cuchillo que portaba la vecina, con el que presuntamente trató de apuñalar a su ex. Este arma blanca, que mide 27 centímetros de largo, también se puso a disposición del Juzgado de Guardia, como prueba de lo sucedido en el domicilio.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook