10 de enero de 2020
10.01.2020
Sucesos

Intenta matar a su novia en Alhama atropellándola el día de su cumpleaños

Cuando fue detenido, el sujeto, de 52 años, triplicaba la tasa de alcohol permitida al volante de su furgoneta

10.01.2020 | 04:00
Un agente, de espaldas.

Un individuo de 52 años de edad y origen británico ha sido detenido en Alhama de Murcia por intentar matar a su novia atropellándola con una furgoneta.

El suceso tuvo lugar sobre las nueve y media de la noche, en una urbanización de la periferia del municipio, el día que la mujer celebraba su 37 cumpleaños con sus allegados. La pareja discutió. El sujeto se fue a otro bar, lejos de la celebración, y comenzó a beber alcohol hasta el punto de emborracharse. En aquel estado, cogió su vehículo y fue en busca de su compañera sentimental, presuntamente con intención de acabar con su vida.

Así, cuando la vio en la calle, arremetió contra ella, aunque no llegó a alcanzarla. Una amiga de la víctima fue testigo del intento de atropello. La mujer, afortunadamente, salió ilesa. El sospechoso entonces escapó.

Dado que estaba perfectamente identificado, tanto por la víctima como por testigos, la Policía Local tardó poco en localizar y arrestar al individuo. Se le detuvo como presunto autor de un delito de homicidio en grado de tentativa, informan fuentes policiales.

Debido a los síntomas que presentaba, el sujeto, cuya identidad no ha sido facilitada, fue sometido a una prueba de alcoholemia que arrojó un resultado positivo. Triplicaba lo permitido. Ponerse al volante con esa cantidad de alcohol en sangre es delito, por lo que también fue arrestado por eso.

Aunque el hombre no tenía antecedentes por violencia de género, su actitud era la de una persona posesiva y controladora, según manifestó la víctima, que ratificó la denuncia. El sospechoso, que se acogió a su derecho a no prestar declaración, fue trasladado desde dependencias de la Policía Local hasta los calabozos de la Guardia Civil, Cuerpo competente para investigar el caso.

Por violencia de género y por alcoholemia, este individuo, tras dormir en el calabozo, fue puesto a disposición del Juzgado de Guardia de Totana, (el que corresponde a Alhama de Murcia) que lo dejó en libertad con cargos y con una orden de alejamiento de su víctima. En cuanto a la mujer, ha pasado a formar parte del programa de protección a víctimas de violencia de género.

El delegado del Gobierno en Murcia, Francisco Jiménez, indicó ayer que el Sistema de Seguimiento Integral en los casos de Violencia de Género (Sistema VioGén) finalizó el año 2019 con un total de 2.974 casos activos, de los que 17 revisten alto riesgo, mientras 349 han sido valoradas con riesgo medio y 1.309 bajo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook