20 de diciembre de 2019
20.12.2019
La Opinión de Murcia
Escándalo

Las monjas ni respondieron a Cultura cuando se les dijo que no podían llevarse los BIC

Vecinos de Mula, indignados, aseguran que las Clarisas han trasladado valiosos órganos y obras de arte hasta Elche

20.12.2019 | 12:07
Monjas de espaldas, en una foto de archivo.

"Las monjas no han contestado". Es lo que aseguran desde la Consejería de Educación y Cultura de la Región, cuando se les pregunta por el escándalo del presunto expolio llevado a cabo por dos religiosas en el Convento de Mula. LAs Clarisas se mudan a Elche (Alicante), por la falta de vocaciones en el pueblo, y la polémica ha estallado después de que el Ayuntamiento hiciese público, en un comunicado, que con ellas se llevan todo el patrimonio del lugar, que ahora será ocupado por los monjes del Heraldo del Evangelio.

Cuando la Dirección General de Bienes Culturales tuvo conocimiento del supuesto expolio que las hermanas estarían llevando a cabo, técnicos de la Consejería se desplazaron al lugar, para hacer un inventario de los bienes. Hay que recordar que se trata de Bienes de Interés Cultural (BIC), que no se pueden mover, salvo previa autorización

Y no es el caso de lo que, al parecer, hicieron estas monjas. Cuando la Consejería les mandó un requerimiento para pedir explicaciones, no contestaron. No obstante, desde este departamento explican que todavía hay plazo para que las hermanas respondan. Si siguen sin hacerlo, habrá otro requerimiento oficial, "que se está preparando".

Una de las monjas en el punto de mira, la hermana Mª Ángeles, hace unos días hablaba con este periódico y mostraba su tristeza y pesar ante una situación sobre la que ellas, dicen, no han podido hacer nada. "Mantener el convento es muy difícil y sentimos mucho nuestra marcha, pero Mula estará siempre en nuestro pensamiento y en nuestras oraciones", hace hincapié.

Lo sucedido ha impactado mucho en el pueblo, donde los rumores están a la orden del día. Muchos vecinos aseguran que hace unos meses vieron camiones en la puerta del convento, y que sospechan que ahí fue donde las monjas fueron cargando obras de arte u órganos que de ningún modo pueden sacar de ahí, porque no es suyo.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook