13 de diciembre de 2019
13.12.2019
La Opinión de Murcia
Terremoto

Desalojados dos colegios por el terremoto de 3,6 grados de Lorca

El seísmo ha ocurrido a las 9.12 horas de este viernes y se ha sentido en varios municipios, aunque ha quedado en "un gran susto", según la concejala de Emergencias

13.12.2019 | 09:40
Desalojados dos colegios por el terremoto de 3,6 grados de Lorca

Un terremoto de 3,6 grados en la escala de Richter ha hecho temblar la ciudad de Lorca y pedanías cercanas.

El seísmo ha ocurrido a las 9.12 horas de este viernes y su epicentro ha tenido lugar a tan solo un kilómetro de la superficie, razón por la cual se ha dejado notar en varios puntos de la Región de Murcia.

Según el Instituto Geográfico Nacional, el terremoto se ha sentido con especial intensidad en Coy, San Cristóbal, La Paca y Los Canales en Lorca, así como en el barrio del Carmen de Murcia y Cehegín.

Con menor intensidad también se ha podido sentir en Mula, Pliego, Aledo, Alhama, Totana y Bullas. Municipios del Noroeste como Caravaca han sentido el temblor.

Vecinos de Zarcilla de Ramos han asegurado que el seísmo ha despertado a quienes aún estaban en la cama. Han explicado que "se ha notado mucho, pero no se han registrado daños que se sepa".

La Policía Local de Lorca ha enviado varias dotaciones tras recibir el aviso de los vecinos a través de los grupos de WhatsApp.

Por seguridad se han evacuado los colegios de La Paca y Zarcilla de Ramos, según el Ayuntamiento de Lorca.

"Un susto importante sin incidencias"

La concejala de Emergencia de Lorca, Isabel Casalduero, ha confirmadoque el terremoto de 3,6 grados de magnitud que este viernes ha sacudido la pedanía de Zarcilla de Ramos "no ha provocado ninguna incidencia" aunque ha supuesto "un susto importante" para los vecinos, que están "muy alarmados".

El temblor se ha producido a las 9.12 horas, cuando los padres acababan de dejar a sus hijos en el colegio de la pedanía, que ha sido rápidamente evacuado "de forma preventiva", al igual que el de la vecina pedanía de La Paca, ha dicho Casalduero.

Según la edil, no ha sido preciso desalojar el instituto de Secundaria de esa última diputación, y las patrullas de la Policía Local que se han desplazado al lugar del seísmo no han constatado ningún tipo de daño.

Casalduero ha señalado que el jefe de información del Centro de Coordinación de Emergencias (CECOP) ha activado el Plan Sismimur de intervención ante situaciones de terremoto en la Región en su "fase de seguimiento e información".

Ha querido "tranquilizar a la població"", ha explicado que todos los recursos están prevenidos por si fuera necesaria su intervención, al tiempo que ha deseado que todo "quede en un susto".

Esa zona termina 2019 como lo comenzó, con los sobresaltos que provocan los seísmos en la población, ya que entre finales de enero y febrero se sucedieron decenas de pequeños seísmos, de menos de tres grados con epicentro en estas localidades y en los municipios de Bullas y Aledo.

Esta semana se ha registrado otros dos seísmos de magnitud igual o superior a dos grados en la escala de Richter en la Región de Murcia, uno de ellos ayer, de 2,2 grados, en la localidad de Pliego y otro el pasado martes en Albudeite, de dos grados.

Decimoquinto aniversario de otro gran seísmo

Las pedanías lorquinas de La Paca y Zarcilla de Ramos, sobresaltadas este viernes por un terremoto de 3,6 grados en la escala de Richter, están a punto de conmemorar el decimoquinto aniversario de otro seísmo, que en enero de 2005 causó daños en casi 900 viviendas.

Ocurrió en la mañana del sábado 29 de enero de 2005, cuando gran parte de la población aún dormía y el temblor, de 4,7 grados en la escala de Richter, provocó el desalojo de decenas de familias de sus hogares y su reubicación en viviendas prefabricadas, la última de las cuales estuvo habitada hasta finales de 2012.

El seísmo provocó el caos en ambas pedanías pero la respuesta de las administraciones fue relativamente rápida, ya que 402 damnificados recibieron en los años siguientes 4,8 millones de euros para la reparación y reconstrucción de sus viviendas, financiados al 50 por ciento por los gobiernos de España y Murcia.

Otros 368.400 euros de ambas administraciones se destinaron al pago de alquileres mientras duró la reconstrucción de las casas que resultaron afectadas por el terremoto principal, que fue seguido de unas 200 réplicas.

Estas ayudas fueron independientes de las 281 indemnizaciones que el Consorcio de Compensación de Seguros entregó en La Paca y las 229 concedidas en Zarcilla de Ramos, por un importe total de 5,1 millones de euros.

Además, el Ministerio del Interior concedió en su día al Ayuntamiento de Lorca una ayuda de casi 500.000 euros para compensar los gastos de que tuvo que realizar a causa de los temblores.

Al consistorio lorquino también le fueron aprobados 24 proyectos de reparación o restitución de distintas infraestructuras municipales por 1,4 millones de euros, que financiaron a partes iguales los Gobiernos de Murcia y España.

El conjunto de indemnizaciones y ayudas concedidas a causa de los terremotos que hace 15 años ocurrieron en Zarcilla de Ramos y La Paca ascendieron a un montante total de 12,2 millones de euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook