11 de diciembre de 2019
11.12.2019
La Opinión de Murcia
Ejército

Bienvenidos, cadetes

La Academia del Aire de San Javier celebra la festividad de su patrona con la jura de bandera de los 118 nuevos alumnos en un acto en el que se rindió homenaje a los pilotos fallecidos este año

10.12.2019 | 22:30
Bienvenidos, cadetes

La Academia General del Aire (AGA), con sede en San Javier, volvió ayer a celebrar, como cada año por estas fechas, dos acontecimientos fundamentales tanto para su estructura como para su historia: el acto de Jura o Promesa de Bandera de los 118 alumnos de nuevo ingreso y la conmemoración de la festividad de Nuestra Señora de Loreto, patrona del Ejército del Aire. El acto estuvo presidido por el Coronel Director de la AGA, Manuel de la Chica Camuñez, quien puso de manifiesto ante los nuevos alumnos dos de los valores fundamentales de la Academia: la libertad y el compromiso. También escucharon su discurso autoridades militares y civiles, entre las que se encontraban el delegado del Gobierno en la Región de Murcia, Francisco Jiménez; el presidente de la Asamblea Regional, Alberto Castillo; el consejero de Empleo, Investigación y Universidades, Miguel Motas, y los alcaldes de Los Alcázares y San Javier, Mario Pérez Cervera y José Miguel Luengo, respectivamente.

Tanto los cadetes, que forman parte de la 75 promoción del Ejército del Aire, como el resto de los participantes pudieron disfrutar de las acrobacias de los siete aviones de la Patrulla Águila, que cerraron el acto sobrevolando la Academia.

Recuerdo

Además, la AGA quiso ofrecer un sentido homenaje a los tres militares fallecidos este verano en sendos accidentes de avión: el comandante e instructor Francisco Marín, que murió el pasado 26 de agosto al estrellarse el avión C-101 que pilotaba, en aguas de La Manga del Mar Menor, y el también comandante y profesor de la AGA Daniel Melero, de 50 años y nacido en Cádiz, y la alférez Rosa Almirón, de 20 años y natural de Córdoba, que perdieron la vida al caer sobre el mar frente al club naútico de Santiago de la Ribera, en la playa Barnuevo, el pasado 18 de septiembre.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook