15 de noviembre de 2019
15.11.2019
La Opinión de Murcia
Guardia Civil

Comete una veintena de estafas en San Javier tras clonar números bancarios aprovechando su puesto de trabajo

El empleado de un establecimiento hostelero, de 21 años de edad, ha sido detenido por la Guardia Civil

15.11.2019 | 13:54
Comete una veintena de estafas en San Javier tras clonar números bancarios aprovechando su puesto de trabajo

La Guardia Civil ha detenido, en el marco de la operación "Pungasfood", a un joven de 21 años, de nacionalidad rumana y vecino de San Javier, como presunto autor de una serie de estafas a través de internet, valoradas en un total de 5.000 euros, mediante la clonación de los datos de las tarjetas de crédito de los clientes del establecimiento donde trabajaba, para utilizarlos como medio de pago en compras por internet.

Las actuaciones se iniciaron el pasado verano a raíz de la presentación varias denuncias de perjudicados que exponían que recibían cargos por compras a través de internet por medio de sus tarjetas, tanto de débito como de crédito, compras que ellos no habían realizado y fueron cargadas en sus cuentas bancarias.

Los primeros pasos de la operación consistieron en la realización de un exhaustivo análisis de la información aportada por las víctimas cuando presentaron las denuncias, así como aquella solicitada a otros organismos, lo que permitió a los investigadores identificar al presunto autor de los hechos.

Las pesquisas practicadas permitieron constatar que los titulares de las tarjetas habían hecho uso de las mismas. Lo que llamó la atención de los agentes fue que todos ellos habían visitado un mismo restaurante del municipio en fechas inmediatamente anteriores a las compras fraudulentas, por lo que la principal línea de investigación se orientó sobre los empleados del local.

Según su modus operandi, el autor de los hechos se valía de su trabajo en el local de restauración de afluencia masiva de personas en San Javier, donde el ahora detenido realizaba, presuntamente, la clonación de la numeración de la tarjeta bancaria para su posterior uso en compras por internet a cargo de los clientes, causando un perjuicio en sus cuentas bancarias mediante cargos de compras que sus titulares no habían realizado.

En su afán lucrativo, el sospechoso llegó a recabar, presuntamente, incluso los datos bancarios de sus propios compañeros de trabajo con los que al parecer también realizó compras fraudulentas. Fruto del análisis de la información obtenida durante la operación se estima que, hasta el momento, habría una veintena de clonaciones de numeración de tarjetas y hurtos, sumando alrededor de 5.000 euros el importe obtenido fraudulentamente.

El detenido y las diligencias instruidas han sido puestos a disposición del juzgado de Instrucción de San Javier.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook