06 de noviembre de 2019
06.11.2019
Judicial

Un Juzgado de Mula investiga por prevaricación al alcalde de Albudeite

El regidor, de Ciudadanos, se defiende y dice que él no regaló a unos amigos suyos un coto de caza, como consta en la denuncia, sino que convocó un concurso y solo se presentaron ellos

06.11.2019 | 10:59
José Luis Casales, con el bastón de mando.

Hay prevaricación cuando un servidor público (en este caso, un alcalde) dicta una resolución arbitraria en un asunto administrativo o judicial a sabiendas de que dicha resolución es injusta y contraria a la ley. Después de una denuncia presentada por la Sociedad de Cazadores Nuestra Señora de los Remedios de Albudeite, el Juzgado de Primera Instancia e Instrucción Nº 1 de Mula ha incoado diligencias para investigar, ya que ve indicios que «hacen presumir la posible existencia de un delito de prevaricación administrativa», según se lee en el auto.

En el punto de mira, el actual alcalde de Abudeite, José Luis Casales Bayona, de Ciudadanos. Según el pacto de la formación naranja con el PP, Casales mandará en el pueblo hasta 2021 y le sustituirá el popular Jesús García, que estará hasta el final de la legislatura.

La discordia es por el uso de un coto de caza, que, según la Sociedad de Cazadores Nuestra Señora de los Remedios, el alcalde 'naranja' cedió a unos amigos suyos, que constituyeron apenas hace unos meses (este pasado verano) la Agrupación de Cazadores Virgen de los Remedios.

El pasado mes de agosto, según se lee en la denuncia, «el presidente de la Sociedad de Cazadores Nuestra Señora de los Remedios recibe a título personal y en su domicilio un burofax remitido por el denunciado, José Luis Casales Bayona, en el cual le manifiesta, que ha tenido conocimiento de la asamblea celebrada por la Sociedad de Cazadores, a la cual el denunciado no asistió, pero que ha tenido conocimiento de los temas y asuntos allí tratados por terceras personas y en base a ello le requiere para que en un plazo de dos días acredite el título que le habilita para el aprovechamiento cinegético del coto. Asimismo manifiesta en el mismo escrito, que el Ayuntamiento es el propietario del coto, algo que es incierto, dado que los terrenos ocupados por el coto son privados y en la misma línea de manifestaciones, afirma que el Ayuntamiento ha satisfecho la última tasa de matrícula del mismo, también incierto». Aquí los cazadores aportan una copia del pago del correspondiente tributo.

«Ante la sorpresa por el contenido y las manifestaciones vertidas en el burofax remitido por el denunciado, se presentó escrito de alegaciones en el plazo conferido a tal efecto en el citado requerimiento. Cabe decir al respecto, que a fecha de hoy aún no se ha recibido respuesta, ni resolución alguna por el Ayuntamiento», prosigue la denuncia.

Entonces, el día 8 del mes pasado, se publica un Bando Municipal en el que el alcalde dice que la Sociedad de Cazadores Nuestra Señora de los Remedios ha generado unas «dudas» en el municipio en relación al permiso para la utilización del coto que según el denunciado es titularidad del Ayuntamiento de Albudeite y que por medio del presente Bando hace saber que es la Agrupación de Cazadores Virgen de los Remedios la responsable del citado coto, siendo su presidente y secretario José Luis González Martínez». Además, «produciéndose la extraña casualidad de que éste último mantiene una relación de afinidad y amistad cercana al denunciado, ya que ha formado parte de la lista electoral de su partido político, con las que concurrió a las recientemente a elecciones municipales», apuntan los denunciantes.

El abogado de estos cazadores, Juan Francisco Canales, destaca que «la Sociedad de Cazadores que represento en todo momento ha tenido al corriente de cuantas novedades se han producido en la sociedad y asimismo siempre, desde su creación en el año 2017, han contado con el respaldo del Consistorio abudeitero».

«Consideramos que esta forma de actuar, sin comunicación previa a la Sociedad que desde hace más de dos años ha estado haciendo uso del aprovechamiento cinegético y abono del tributo correspondiente a la 'matrícula del coto' incluido el del presente año 2019, sin ni tan siquiera aprobación de la corporación municipal, ni en pleno municipal, ni en comisión de gobierno, simplemente una decisión del todo arbitraria, además de injusta e improcedente, que obedece más a una enemistad manifiesta del denunciado con el presidente de la Sociedad de Cazadores Nuestra Señora de los Remedios y varios integrantes de la misma, que una buena gestión como dirigente municipal que es durante un período de dos años para los que ha sido designado el denunciado, fruto a una coalición política con el partido vencedor de las pasadas elecciones municipales», prosigue.

«Pero es que incluso, para mayor abundamiento, esta parte cuestiona la legitimidad del Consistorio de Albudeite para otorgar y conceder aprovechamiento cinegético en unos terrenos que no ostenta su titularidad registral, dado que pertenecen a personas físicas y son fincas privadas», precisa el letrado.

Tiene claro que el alcalde ha actuado «saltándose los cauces administrativos procedimentarios, todo ello al objeto y en aras al beneficio de personas de su afinidad y cercanía, como es el actual presidente y secretario de la Agrupación de Cazadores Virgen de los Remedios».

A preguntas de este diario, Casales dijo hoy que el Ayuntamiento adquirió el coto mediante el pago de la matrícula poco después de que iniciaran la legislatura «cuando vimos que no había una concesión de este espacio y que su uso no estaba regulado de ninguna manera».

Así, y según los tiempos que establece la Ley, afirma, el uso del coto de Albudeite, «salió a licitación y concurso público sin que la sociedad demandante se presentara al mismo».

Casales dice que «Albudeite es un pueblo muy pequeño, con 1.400 habitantes, y, aunque la licitación se publicó en el tablón de anuncios como se establece, todos sabían que estaba abierto el concurso».

«Es más –afirma el alcalde-, desde el Ayuntamiento se le reclamó por burofax a la sociedad de cazadores información sobre los permisos de uso del coto que nunca llegaron».

José Luis Casales resalta que cualquier persona puede comprobar cómo se llevó a cabo el proceso de adjudicación del coto de caza, «porque es un documento público y está a disposición de todo aquel que quiera verlo». Asimismo resalta que la nueva sociedad cuenta con la resolución de la Dirección General del Medio Natural y toda la documentación sobre el arrendamiento del espacio de caza a través del Ayuntamiento, precisa.

Desde Ciudadanos, por otro lado, indicaron a esta redacción que no se va a tomar ninguna medida contra este alcalde porque, según consideran, no está imputado, sino que solo se han llevado a cabo unas «diligencias de investigación».

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook