21 de octubre de 2019
21.10.2019
La Opinión de Murcia
DANA

Gota fría en Murcia: La solidaridad que no cesa en Los Alcázares

Las cesiones de muebles y enseres en el municipio se disparan entre particulares y empresas para socorrer a las familias que han sufrido graves pérdidas a causa de la DANA

21.10.2019 | 04:00
Voluntarios y vecinos transportan los muebles ya inservibles y traen los que han sido donados por empresas y particulares.

Que los murcianos son solidarios ha quedado más que claro tras la pasada gota fría que asoló muchos municipios de la Región, en especial el de Los Alcázares. Allí, miles de voluntarios ayudaron durante semanas a limpiar calles y casas para que la localidad volviera, poco a poco, a una relativa normalidad.

Este caldo de cultivo solidario ha dado lugar a iniciativas como la de José Manuel Montesinos, natural de Los Alcázares y enfermero del Servicio de Urgencias del 061 de la Región de Murcia, que creó un grupo de WhatsAppp para canalizar buena parte de la ayuda que está llegando al municipio.

Lo que surgió como un llamamiento a la colaboración dentro de un grupo de médicos y enfermeros del servicio de Urgencias de la Región ''empezó a expandirse como la pólvora'', cuenta este sanitario, que añade que no sólo canalizamos la ayuda, sino que ''quien necesite una mano también puede contactar con nosotros por este mismo grupo''. Sólo hay que hacerlo a través del número 617 56 68 81.

La idea de crear este 'cordón solidario' surgió tras ver todo el daño que había causado la DANA. ''Mi barrio de toda la vida estaba destrozado, todo lleno de barro, la gente que yo conocía iba por allí con lágrimas en los ojos... aquello me afectó. Cientos de casas de planta baja se vieron perjudicadas. El agua entró en todos los sitios. Todo el mundo, en mayor o menor medida, quedó afectado'', relata Montesinos.

La ayuda se tramita a través de la aplicación de mensajería, donde se agrega tanto a quienes solicitan la ayuda como a los que la ofrecen. Ahí se explican las normas, se piden datos a las personas solicitantes, se les explica el procedimiento, qué se hace con las donaciones...

En otro grupo paralelo, personas que se han volcado desde el principio con este proyecto elaboran las listas con las solicitudes; a continuación, otras contactan con las empresas de transporte o particulares que ofrecen su vehículo; se elaboran rutas y se queda con la gente y los enseres embalados; se recogen y se envían a los almacenes municipales.
Armarios grandes, electrodomésticos de uso diario (lavadoras, frigoríficos€) y muebles de salón grandes son los enseres que más demandan las personas que han perdido gran parte de sus posesiones y que intentan recuperar poco a poco sus vidas.

Los colchones son los objetos que más abundan en los almacenes que ha ofrecido el Ayuntamiento para guardar las donaciones, aunque, a juicio de Montesinos, hace falta de todo. Lavabos, bidés y váteres, tras una buena limpieza, vuelven a funcionar correctamente, por lo que de eso no se necesitan.

Ropa tampoco hace falta, según el sanitario, que explica que los muebles no son lo único que se necesita; también son bienvenidas todas aquellas manos que estén dispuestas a ayudar a recuperar la normalidad en el municipio, que se ha llevado la peor parte de la gota fría.

Muchos vecinos de Los Alcázares y otros municipios, como es el caso de Molina de Segura, Beniel y Orihuela (Alicante), se han sumado a esta iniciativa. Montesinos señala que una alcaldesa pedánea de Orihuela se puso en contacto con él para pedirle auxilio; pues la DANA arrasó su zona y muchos vecinos lo perdieron todo. El enfermero le ofreció un cargamento de enseres para repartirlos entre los afectados.

La colaboración, fundamentalmente, viene de parte de particulares, personas que tienen muebles en desuso y que los ofrecen. Montesinos también indica que algunas empresas de transporte colaboran con unos precios muy por debajo del mercado, y en ocasiones ''les pagamos con las donaciones económicas''.

En la canalización de esta ayuda también entran en juego los técnicos del Consistorio, que son los encargados de realizar las valoraciones objetivas pertinentes en función de la situación económica de los afectados. Para ello se tiene en cuenta la declaración de la renta, si cuentan con seguro de vivienda, etc.. Aunque, indica el sanitario, en principio, cualquier familia puede pedir ayuda.

El enfermero califica de ''paradójico'' el hecho de que muchos vecinos de Los Alcázares se hayan marchado de sus casas para trasladarse al Centro de Alto Rendimiento Deportivo Mar Menor 'Infanta Cristina', a casas de otros vecinos y familiares, o incluso a otras ciudades, sin saber que pueden solicitar esta ayuda.

Los Alcázares aún tardará mucho tiempo en volver a ser el municipio que fue, especialmente porque acumula dos grandes inundaciones en tan solo tres años. Pero hasta un suceso de tal magnitud puede desencadenar acontecimientos positivos. La otra cara de la tormenta ha dejado ver el lado más generoso y solidario de los vecinos de la Región y de otras partes del país.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook