20 de octubre de 2019
20.10.2019
Obras

Un nuevo asfalto más seguro y sostenible en el Camino del Azagahor de Lorca

El nuevo pavimento de la carretera de Torrecilla permite trabajar hasta a 40°C menos de temperatura para garantizar la seguridad laboral de los trabajadores

20.10.2019 | 04:00
La nueva pavimentación apuesta por el cuidado al medio ambiente y garantiza la seguridad de los trabajadores.

El Ayuntamiento de Lorca ha comenzado a aplicar un nuevo sistema de aglomerado en los caminos y carreteras del municipio, más cuidadoso con el medio ambiente, según ha señalado a esta Redacción la concejala de Fomento, Isabel Casalduero.

Se trata de mezclas semicalientes a menor temperatura que reducen la oxidación y consiguiente envejecimiento del betún y previenen de posibles golpes de calor a quienes lo manipulan. La experiencia piloto se ha llevado a cabo sobre una superficie de 4.000 metros cuadrados de terreno en el conocido como Camino del Azagahor de la pedanía de Torrecilla, siendo el primero de estas características que se realiza.

Las mezclas que han comenzado a utilizarse en Lorca, por parte de una empresa especializada, son habituales en el resto de Europa y suponen ya más del 80% de lo fabricado en Estados Unidos.

El nuevo equipo de Gobiernoque preside el socialista Diego José Mateos ha iniciado los trabajos de conservación en caminos rurales del municipio con el reto de introducir mejoras medioambientales de calidad y condiciones laborales para los trabajadores.

La concejala de Fomento ha destacado el hecho de que empresas de la comarca «trabajen por innovar apostando por el medio ambiente». En este caso, la empresa lorquina que ha realizado esta experiencia piloto es Pavimentos Asfálticos Lario S.L.

Para ello se ha tenido en cuenta los fresados en los accesos a las viviendas, utilizando en la pavimentación mezcla asfáltica semicaliente espumada que tiene como característica la fabricación de la misma con una temperatura inferior a la convencional, entre 170 y 130 grados, disminuyendo entre 20 y 40 grados la temperatura habitual de fabricación.

La utilización de este tipo de mezclas supone una mejora en materia de seguridad y salud en los equipos de trabajo al mejorar las condiciones ambientales de quienes lo manipulan al hacerlo con mezclas bituminosas entre 20 y 40 grados menos de temperatura, medida muy conveniente e importante en temperaturas de verano y como prevención de los golpes de calor.

La mezcla asfáltica mejora las características técnicas en cuanto a la optimización de la manipulación y extendido, así como un menor tiempo de apertura al tráfico de los caminos o carreteras que se pavimentan.

Otra de las características de las mezclas semicalientes es que al trabajar a menor temperatura se reduce la oxidación y consiguiente envejecimiento del betún, lo que mejora sus características a lo largo del tiempo y durabilidad de la mezcla.

La edil ha asegurado que gracias a esta iniciativa ''apostamos por la reducciones de CO2, así como en la temperatura de la fabricación, ahorrando combustible a razón de un kilo por tonelada fabricada de mezcla. También se mejoran las características técnicas, disminuyendo el tiempo de apertura al tráfico de la vía y reduciendo la oxidación y el envejecimiento del betún''.

Se trata, indica, de ''incorporar nuevas ventajas a la obra pública, algo por lo que apuesta el Ayuntamiento de Lorca que también apuesta por el medio ambiente''.

Una vez realizada esta experiencia piloto, según Casalduero, ''seguiremos en otros proyectos contribuyendo con las empresas que también apuestan por el medio ambiente''.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook