14 de octubre de 2019
14.10.2019
Lorca

Las cartas que envían los vecinos de La Hoya no llegan a su destino

Denuncian que se debe a la falta de estabilidad de los carteros y reclaman la mejora del servicio

13.10.2019 | 23:33
Buzones situados en las calles de la pedanía lorquina de La Hoya.

Los vecinos de la pedanía lorquina de La Hoya se quejan del servicio que les presta Correos a la hora de efectuar el reparto de los efectos postales. Consideran que la situación se debe a la falta de estabilidad de los carteros y solicitan que se adopten medidas para solucionar un problema que llevan años sufriendo pero que se está viendo acrecentado en los últimos meses.

El alcalde de Lorca, Diego José Mateos, reconoce la situación y afirma que el problema que sufren los vecinos de La Hoya es el mismo que se registra también en otras pedanías, como la de Tercia. La Asociación de Vecinos de La Hoya, según miembros de su junta directiva, afirma que no paran de recibir quejas por parte de quienes llevan tiempo sufriendo la misma situación, pese a que hace unos años instalaron buzones debidamente señalizados y en lugares céntricos de la población coincidiendo con los parajes, caminos o carreteras, con la intención de facilitar el trabajo a los carteros.

Se quejan de que las cartas no llegan a su destino, a excepción de las que van certificadas, que otras se pierden y que no reciben a su debido tiempo la información que le remiten las entidades bancarias o los servicios de luz eléctrica y agua, entre otros. Otra de las críticas es que tampoco reciben a su debido tiempo las citaciones a las que tienen que acudir o aquellas otras que les remiten los servicios sanitarios.

Pese a que disponen de buzones para que el cartero deposite la correspondencia donde aparece el nombre el destinatario con su calle y número de vivienda, denuncian que parte de los envíos son depositados en buzones que corresponden a personas distintas de las que aparecen en el anverso de la carta. Se dan casos, dicen los vecinos afectados, de que a veces, en los buzones de una determinada calle aparecen cartas que corresponden a un paraje distinto o incluso pedanía de alrededor.

Los vecinos achacan la situación a la falta de estabilidad de los carteros que, «cambian cada tres por dos», aseguran. Así se lo han hecho ver a los representantes de Correos en el municipio, quienes al mismo tiempo han solicitado la colaboración vecinal para solucionar el problema.

Desde el Ayuntamiento, el alcalde afirma que es conocedor del problema y señala que «hay que instar a Correos para que sean dirigentes y conseguir que los carteros sean estables porque no se puede cambiar de persona, ya que son muchos los diseminados que hay en las zonas rurales y cambiarlos con tanta frecuencia hace que no les dé tiempo a conocer en profundidad cada lugar». El alcalde considera que «la estabilidad en las contrataciones ayudaría a mejorar el servicio».

Correos pide colaboración

Desde Correos solicitan colaboración y piden a los vecinos que faciliten el trabajo a los carteros, añadiendo además del nombre, calle y número de vivienda del destinatario de la carta, el número de panel y buzón que tienen para garantizar así la recepción del envío. Afirman asimismo que los carteros se encuentran a veces con direcciones incorrectas que resulta imposible localizar viéndose en la obligación de devolver al remitente. A veces se encuentran con envíos, dicen, en los que solamente aparece el nombre del destinatario y la pedanía a la que pertenece, lo cual dificulta enormemente el reparto.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook