02 de octubre de 2019
02.10.2019
Agricultura

Jumilla espera una excelente cosecha

El Consejo Regulador prevé una merma del 20% en la vendimia a consecuencia del granizo de agosto y las tormentas de este mes

01.10.2019 | 22:51

La campaña lleva quince días de retraso, pero las bodegas esperan la llegada de uva de gran calidad.

Con un retraso de quince días respecto al año anterior, la vendimia se encuentra actualmente en pleno apogeo en el término municipal de Jumilla. Este año se espera una cosecha de más de setenta millones de kilos de uvas con una merma de un 20% respecto al año anterior según fuentes del Consejo Regulador de la Denominación de Origen Vino Jumilla. Todas las partes consultadas por La Opinión: agricultores, enólogos, bodegueros y sindicatos agrarios coinciden que ésta va ser una excelente cosecha de uva, a pesar de la escasez de lluvias durante primavera y verano, del granizo caído en algunos parajes del término municipal en agosto y de las tormentas de los días 12, 13 y 14 de septiembre. El temporal provocó importantes daños en infraestructuras y plantaciones de viñedos por un importe de 22 millones de euros según un informe elaborado por Coag.

A finales de agosto se realizaba la vendimia en las uvas más tempranas situadas en el paraje de Cañada del Judío: Garnacha Tintorera, Syrah, Tempranillo y uvas blancas, y ahora llega el turno a la variedad Monastrell (autóctona de la comarca del Altiplano).

Pedro García Albert, secretario regional de Agricultura de Coag, explicó que «tras el paso de la DANA por Jumilla ya se está trabajando a pleno rendimiento en los campos con varias cuadrillas de agricultores que realizan la vendimia en los parajes del término municipal ». Pedro García puntualizó que «en Jumilla es rara la familia que no cuenta con una plantación de viñedos y aprovechan los fines de semana para la recolección de la uva».

El representante de Coag es optimista respecto a la cantidad recolectada debido a que el tiempo seco afecta positivamente a la producción y espera que al final la merma podría ser del 30% superior a lo inicialmente previsto por el Consejo Regulador de Jumilla.

«Los agricultores no cubren los costes de producción ya que se mantienen los precios de la pasada campaña: 3,80 de las antiguas pesetas (que siguen utilizándose en los precios para evitar las reducidas fracciones del euro, aunque se paga en euros) por kilogramo, 4,80 para las uvas amparadas por la Denominación de Origen Jumilla y entre 5 y 7 pesetas por kilogramo para las uvas que sean recolectadas con parámetros de calidad». Una veintena de bodegas han abierto sus puertas y se espera la llegada de uvas de gran calidad, con un compromiso por parte de viticultores y bodegueros en los trabajos de recolección de la vendimia, que tiene como finalidad obtener un producto final de mayor calidad y con ello, la elaboración de vinos amparados por la Denominación de Origen Jumilla. Por otra parte, el Ministerio de Agricultura deja en manos del Consejo Regulador de Jumilla la facultad de limitar las plantaciones. Esta era una reivindicación histórica del Consejo Regulador ante la situación excedentaria del sector.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook