23 de agosto de 2019
23.08.2019
La Opinión de Murcia
Sucesos

Le disparan en Torre Pacheco y pedalea hasta Los Alcázares con un balín en el cuello

La Guardia Civil investiga si un ajuste de cuentas está detrás del suceso, que dejó al herido en Los Arcos

23.08.2019 | 04:00
Un agente, de espaldas.

La Guardia Civil investiga si un ajuste de cuentas está detrás del suceso que dejaba en Los Alcázares a un hombre herido por recibir un tiro, indican fuentes cercanas al caso. Los hechos tuvieron lugar el pasado martes, poco antes de las seis de la tarde, en la calle Santa Isabel, en el centro del pueblo, concretamente en una zona de ocio muy frecuentada estos días por oriundos y veraneantes. Allí es donde apareció el hombre malherido. Y se llamó a Emergencias para que lo atendiese.

Al lugar se movilizaron sanitarios, que atendieron al herido in situ para luego trasladarlo en ambulancia al hospital Los Arcos, el más cercano. También se personaron agentes de la Benemérita, Cuerpo que se hace cargo de la investigación, así como de la Policía Local de Los Alcázares.

El concejal de Interior de la localidad costera, Pedro José Sánchez, afirmó tener constancia del suceso, y dijo que la investigación del Instituto Armado está abierta y no se puede revelar nada más de las actuaciones.

Fuentes cercanas a la investigación apuntaron que el herido presentaba una herida en el cuello y que, al parecer, se la hicieron con una escopeta de perdigones. No es una bala en sí. Lo que ha relatado la víctima, de momento, es que él se desplazaba en bicicleta y que alguien le disparó desde un coche. Que el disparo no fue en la calle donde le encontraron. Allí llegó él por sus propios medios tras el ataque. Que no pudo ver el rostro de su agresor porque iba encapuchado, por lo que ignora si le conoce o no. Y que en el vehículo en cuestión, de alta gama, viajaban al menos dos personas: el conductor y el copiloto, que fue quien le disparó.

Según la víctima, el tiro no se lo pegaron en Los Alcázares: se lo dieron en Torre Pacheco. En concreto, en la zona de Santa Rosalía. Desde ahí, cogió su bicicleta y pedaleó hasta la localidad costera, donde reside y donde recibió la primera asistencia sanitaria.

La Guardia Civil mantiene abiertas las investigaciones y no descarta volver a tomar declaración al herido para saber si hay alguna actividad en su vida que le haya llevado a verse en esa situación: que alguien haya querido pegarle un tiro. Por el modo de proceder del atacante, no se descarta que se trate de un sicario.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook