16 de agosto de 2019
16.08.2019
Violencia machista

Pega a su novia y le estrella un vaso de cerveza en la cara en Mazarrón

Empezó a golpear a la mujer por dinero: la acusaba a ella de haber escondido una cantidad y de no querer dársela a él

16.08.2019 | 13:38
Cartel contra la violencia machista.

Tres años y siete meses de cárcel. Es la pena que le ha caído a un maltratador por pegar a su novia y estrellarle un vaso de cerveza en la cara en Mazarrón. El Juzgado de Lo Penal Nº 2 de Lorca lo condenó a esto y la Audiencia Provincial de Murcia confirmó la sentencia.

El sujeto, granadino de 48 años, tiene antecedentes: ya fue condenado, en 2016 y 2018, a dos años de cárcel la primera vez y nueve meses y un día de multa, en las dos ocasiones por un delito de lesiones.

Ahora se le ha juzgado por lo que le hizo a la que era su pareja, con la que discutía en el interior de una vivienda de Mazarrón. Se peleaban por dinero: él la acusaba a ella de haber escondido una cantidad y de no querer dársela.

«Y todo ello, estando el acusado muy nervioso y revolviendo los cajones de la vivienda en busca de ese dinero; de maneraque la discusión fue subiendo de tono, elevando ambos la voz, hasta que él la empujó a ella, haciéndola caer al suelo y, seguidamente, con la intención de menoscabar su integridad corporal y de someterla a sus exigencias recuperando el dinero que creía que ella escondía, con el vaso que estaba utilizando para beber cerveza la golpeó en la zona frontal izquierda, iniciándose un abundante sangrado; si bien ella, como quiera que sabía que un vecino había avisado a la Policía, cogió la llave de la vivienda para impedir que la abandonara, pero el acusado rompió la puerta y abandonó la vivienda corriendo», se lee en la sentencia.

La mujer acabó en el centro médico de Mazarrón y delante de la Guardia Civil, para denunciar lo que le había hecho el hombre. La víctima «sufrió lesiones consistentes en herida incisocontusa en región frontal izquierda, que precisaron para su curación una primera asistencia facultativa, con sutura de la herida mediante dos puntos, y de las que tardó en curar diez días, sufriendo durante dos de ellos un perjuicio particular moderado y durante los ocho restantes un perjuicio exclusivamente básico, sin que le quedaran secuelas», apunta la Audiencia.

La sentencia tiene claro que hubo un episodio de violencia machista y detalla la existencia de «gotas de sangre en el suelo del pasillo, comedor y paredes del rellano, un vaso de cristal roto en el suelo del salón y demás cristales; lo que refuerza y apoya la versión de la denunciante en el sentido deque fue golpeada en la parte izquierda de la frente con un vaso por el acusado. Al igualque el dato de que la puerta principal de la vivienda se encontrara rota, no pudiéndose cerrar la misma, que viene a corroborar lo manifestado por la mujer en el sentido de que cogió la llave de la puerta para que el acusado, tras agredirla, no pudiera marcharse de la vivienda hasta que llegara la Policía, pero que éste rompió la puerta de entrada de la vivienda y se marchó corriendo. Todo lo cual redunda sin duda en la credibilidad de sus manifestaciones».

Además de la pena de cárcel, el sujeto no podrá acercarse a su víctima ni comunicarse con ella durante seis años. Y tendrá que indemnizarla con 560 euros.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook