16 de agosto de 2019
16.08.2019
Judicial

Abusa sexualmente de una modelo en una sesión de fotos en Cieza

"Vas a disfrutar mucho, incluso puedes llegar a tener un orgasmo", dijo el sujeto a su víctima, de 23 años, en su tienda de ropa

16.08.2019 | 12:44
Fachada de la Audiencia Provincial de Murcia.

La Audiencia Provincial de Murcia ha condenado a cuatro años de cárcel a un hombre por abusar sexualmente de una modelo en una sesión de fotos en Cieza.

Víctima y agresor quedaron en la tienda de ropa que él regentaba, en el citado pueblo, con el fin de hacer una prueba a la chica, de 23 años ahora, para que fuese la imagen de la nueva temporada.

«Una vez que ella se encontraba en el interior del comercio, el hombre cerró la persiana del mismo y en el pasillo de los probadores del establecimiento le hizo unas 10 fotos de cara y le dijo 'vas a disfrutar mucho mientras que hago las fotos, incluso puedes llegar a tener un orgasmo', pidiéndole que se probase las prendas que él mismo le iba entregando con la cortina del probador abierta, haciéndole creer que dicha práctica era normal y habitual en el mundo de la moda», detalla la sentencia.

Entonces «le sacó un pantalón corto blanco para que se lo probase y le dijo que tenía el periodo y, a continuación, le dio otro pantalón y una blusa y le dijo que se lo probase sin sujetador, ayudándola a quitárselo. A continuación, le solicitó que se desnudase para probarse un vestido para que no le marcase la ropa interior», prosigue el documento judicial.

«Una vez que la joven se encontraba desnuda, con ánimo de atentar contra su libertad sexual, se acercó a ella por la espalda comenzando a acariciarle los muslos y tocarle los pechos, indicándola que se apoyase en un taburete, momento en el que comenzó a tocarle la parte exterior de los genitales y el clítoris e introducirle un dedo en la vagina, el que luego se metió en su boca y chupó», detalla la Audiencia.

Además, le dijo cosas como «me gustaría que fueses depilada y yo te podría ayudar», y entonces él empezó a quitarse el pantalón. La joven le dijo que parase y él le dio un abrazo «diciendo que esperaba que no se hubiere sentido incómoda». La víctima huyó y denunció lo ocurrido.

También le mandó luego un mensaje al individuo. «Hola, siento decirte que no quiero seguir con esto, ayer me sentí demasiado incómoda y mal, creo que no es necesario que me toques y menos ciertas partes de mi cuerpo. Y debido a que me fui mal de allí no quiero continuar con esto», rezaba el texto, que queda reflejado en la sentencia.

El sujeto aseguró que no la llegó a tocar. Que solo le sacó fotos. La Audiencia no le cree y lo condena a cuatro años de prisión por un delito de abuso sexual y le prohíbe acercarse a menos de 300 metros de su víctima durante un lustro. Otro lustro más pasará en libertad vigilada.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook