12 de agosto de 2019
12.08.2019
Tradición

El medievo brilla en Aledo

'La noche en vela' reúne a más de 5.000 personas que recorren por la noche el casco antiguo de la localidad, iluminado con pequeñas llamas

11.08.2019 | 18:43
El medievo brilla en Aledo
Las calles del casco histórico del municipio del Bajo Guadalentín son iluminadas solamente por las pequeñas llamas durante 'La noche en vela'.
El medievo brilla en Aledo

La actividad tiene su origen en una leyenda del siglo XI.

Más de 5.000 almas volvieron a llenar el casco antiguo de la población de Aledo en una nueva edición de 'La noche en vela'. La vieja atalaya santiaguista volvió a recobrar todo su esplendor, como en sus tiempos de vigía entre tierras de fronteras, en una clara apuesta por el turismo de interior. Este formato ha creado una representación cultural y turística sin precedentes en el municipio, donde el público de cualquier edad tiene cabida. Un evento que hace que Aledo retome ese sabor medieval que guarda en sus entrañas, donde los vecinos decoran las calles para mostrar su esencia más medieval.

La actividad tiene su origen en la leyenda que cuenta que una sobrina del caballero García Jiménez, allá por el año 1090, se enamoró locamente de un soldado. Ella vivía en la torre alejada del peligro y para saber cada noche que su amado se encontraba bien ponía una vela en una de las ventanas del castillo, a lo que él le correspondía colocando varias velas en uno de los árboles que se encontraban al pie de la torre.

García Jiménez, ante los continuos asedios, envió a su sobrina lejos del poblado, pero el soldado continuó colocando cada noche las velas en el árbol, a lo que ella jamás pudo corresponderle.

Cuentan que ella murió de pena por no volver a saber de su amado, y todavía hoy en día hay vecinos que afirman que algunas noches se puede ver la silueta de un hombre que deja encendida una vela a los pies de la torre. Desde que en 2011 se llevara a cabo la primera edición de esta cita cultural, el espacio iluminado para 'La noche en vela' ha crecido hasta multiplicarse por cinco. Aunque la organización corre a cargo de la asociación que lleva el mismo nombre, los vecinos también participan decorando calles, ventanas y balcones para una noche tan especial. Este año, entre otros, se dieron cita en Aledo los artistas Amarela y Alberto Caride Brocal, la escuela de Guitarras San Cristóbal o el Hang en Rama. Tampoco faltaron a su cita Infusionados, Helena Paso, Jose María Cánovas, Paco Morán, Raúl Estal o Jaime Martínez.

Compartir en Twitter
Compartir en Facebook